Menu

Fundación para la Investigación sobre el Derecho y la Empresa


II Congreso 16 de Noviembre en Fide


Fide analiza los nuevos modelos de negocio de gasolineras low cost en España. El enfoque del interés general.


Fide, 10/10/2017




El pasado 21 de septiembre tuvo lugar en Fide la sesión los “Nuevos modelos de negocio de gasolineras low cost en España. Enfoque del interés general”.  Durante la misma se pretendía analizar el impacto de este nuevo formato de gasolineras en el mercado de estaciones de servicio (EE.SS.), desde el punto de vista del interés general, de los principios de regulación económica eficiente y de la política de competencia. En particular, se pretendía debatir sobre la proliferación de nuevas normativas a nivel regional aplicables al formato desatendido de gasolineras, así como valorar las restricciones contenidas en dichas normativas y sus justificaciones. Todo ello bajo el marco de referencia del “Informe de posición sobre la regulación del mercado de distribución de carburantes de automoción a través de estaciones de servicio desatendidas”, publicado por la CNMC el pasado agosto de 2016.

María Sobrino, Subdirectora de la Subdirección de Estudios e Informes del Departamento de Promoción de la Competencia de la CNMC, inició la sesión realizando un breve resumen de la situación actual de los nuevos modelos de negocio de gasolineras low cost en el mercado español. Así, desde la publicación del informe de la CNMC, han tenido lugar una serie de iniciativas, tanto a nivel autonómico, como nacional o europeo, cuyo resultado ha sido la remoción de alguna de las restricciones regulatorias identificadas en el informe de la CNMC.

A nivel autonómico, la Generalitat Valenciana fue la primera administración española que, haciéndose eco de las recomendaciones incluidas en el informe de la CNMC, anuló la resolución que obligaba a contar con personal afecto a las estaciones de servicio.

A nivel europeo, la Comisión Europea admitió a trámite la denuncia presentada por AESAE (Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas) contra España por su inacción ante la proliferación de normativas regionales contrarias al desarrollo de las gasolineras desatendidas, manifestando asimismo su apoyo al formato desatendido, en línea con la posición de la CNMC. El Gobierno español también ha manifestado su apoyo al nuevo formato de EE.SS. Apoyo, el cual se ha plasmado en una carta elaborada conjuntamente por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. En dicha carta, el ejecutivo español señalaba que el Gobierno tenía previsto apoyar el desarrollo de las gasolineras desatendidas.

Tras la presentación del estado actual del mercado de EE.SS., se cedió la palabra a los dos ponentes invitados a la sesión: Joan-Ramon Borrell, Profesor Titular de Economía en la Universidad de Barcelona (UB), y Zoilo Ríos Torre, Vicepresidente de CEEES, Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio.

La intervención de Zoilo Ríos versó sobre la posición de la Confederación, que no se opone al modelo general de low cost, sino al formato desatendido, el cual les plantea importantes problemas para el cumplimiento de la normativa actual en términos de seguridad y de protección de los consumidores y usuarios, así como dudas sobre el impacto positivo de dicho formato en los precios de los carburantes de automoción.

Según Ríos, con las actuales técnicas disponibles la falta personal en las EE.SS. puede ocasionar serios problemas de seguridad al no poder controlar el correcto manejo de las instalaciones, y por tanto, del suministro de carburantes. Asimismo, este formato supone que no exista una acción inmediata en caso de incidentes, incendios, fugas, u otras eventualidades. El Sr. Ríos hizo también referencia a los derechos de los consumidores, cuya protección se ve mermada en este tipo de gasolineras, sobretodo en el caso del colectivo de personas con discapacidad. Sí mencionó, no obstante, que algunos de los requisitos incluidos en la normativa nacional y regional, e identificados por la CNMC como barreras a la entrada y al ejercicio, sí podían ser removidos al considerarse innecesarios. Tal es el caso de la exigencia de tener hojas de reclamación en las EE.SS., la comprobación inmediata de la medida del surtidor o del suministro de guantes protectores y papel a los usuarios. Considera que existen razones fundamentales de interés general como son la seguridad pública, protección de derechos de discapacitados, seguridad y salud de consumidores y objetivos de política social que justifican la necesidad de tener al menos una persona en horario de apertura mientras no exista un mejor desarrollo tecnológico.

Por último, Ríos expresó sus dudas en relación al supuesto impacto positivo del formato desatendido en los precios de carburantes. Para ello, hizo referencia a una serie de países donde el formato desatendido está muy extendido y, sin embargo, el precio antes de impuestos (o PAI) de los carburantes es mayor al español. Para concluir, apuntó que la sesión, si bien giraba en torno a los problemas del tramo minorista del mercado, y en concreto del desarrollo del formato desatendido de EE.SS. en España, el verdadero problema de competencia se encuentra en mercados aguas arriba.

Tras la intervención de Ríos, se dio inicio a la intervención de Joan-Ramon Borrell. La intervención de Borrell se centró en las investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Barcelona en el ámbito de las gasolineras low cost y, en concreto, en un reciente estudio sobre el impacto en precios de este nuevo formato de EE.SS. desatendidas en el área metropolitana de Barcelona (Tesis Doctoral de Valeria Bernardo dirigida por Joan-Ramon Borrell y defendida en septiembre 2017). En dicho estudio se analizó no sólo el impacto agregado, sino en áreas de influencia más pequeñas (o áreas de solapamiento), delimitadas por el tiempo de conducción que un usuario medio está dispuesto a invertir en busca de una EE.SS. con menores precios.  Todo ello con el fin de valorar el efecto de la entrada de EE.SS. desatendidas en cada área de influencia o solapamiento, tanto en precios, como en el nivel de competencia efectiva en dicha área, o la reacción de los competidores ante la entrada de una gasolinera low cost.

El análisis econométrico realizado en el área metropolitana de Barcelona y en las áreas de influencia delimitadas, arrojó resultados positivos en precios. Concretamente, la evidencia empírica muestra que el impacto de la entrada de EE.SS. desatendidas en el mercado sobre los precios de carburantes es positivo, bajando una media del 1,3%.

Tras ambas intervenciones se abrió el turno de preguntas y comentarios a los asistentes. A grandes rasgos, los comentarios y opiniones arrojados por los asistentes pivotaron entorno a tres grandes temas: 1) El impacto en precios, 2) la seguridad en el suministro y 3) la protección de las personas con discapacidad.

En términos de precios, varios asistentes indicaron que una bajada de precios del 1,3% les parecía escasa, esperando que el impacto de este nuevo formato de gasolineras fuera mayor. En este sentido, se discutió sobre si dicho impacto es aún tímido debido al reciente desarrollo de este formato. Es decir, aún es pronto para concluir sobre el efecto real en precios del formato low cost, dado que este fenómeno es aún reciente y se encuentra en pleno desarrollo.  Por otro lado, los datos incluidos en el estudio presentado por el Sr. Borrell se limitan al área metropolitana de Barcelona y podrían no ser extrapolables al resto del territorio, aun así, el impacto en el margen minorista es importante (10-20%).

Por último, y como eje fundamental a la problemática de precios, varios asistentes señalaron que el verdadero problema de precios de carburantes de automoción en España se encontraba aguas arriba. Existen rigideces y problemas estructurales en el mercado que imposibilitan la reducción de precios, tales como los acuerdos suscritos entre los operadores aguas arriba y las EE.SS. de servicio abanderadas, o la falta de competencia en el mercado mayorista y en el de producción y refino. Todo ello podría contribuir a que el impacto del formato desatendido sea menor al esperado.

El segundo gran tema de debata fue la seguridad. La potencial falta de seguridad en las instalaciones desatendidas dio lugar a un debate intenso entre los asistentes al foro. El debate giró en torno a la existencia de incidentes (y accidentes) en las gasolineras desatendidas en comparación con los acontecidos en las gasolineras con personal afecto a la instalación. En este sentido, hubo posiciones encontradas. Algunos participantes señalaron la existencia de algunos accidentes graves en EE.SS. desatendidas, aunque no pudieron aportar datos concretos, ni tampoco comparativa alguna con el número de incidentes y accidentes en gasolineras atendidas. Al parecer no existen datos fiables en España para poder realizar esta comparativa. Se citó, no obstante, un estudio realizado por el gobierno francés, país donde el formato desatendido está muy extendido, el cual concluía que la mayoría de los accidentes graves ocurrían durante la maniobra de llenado de tanques de combustible, así como que no existían diferencias en términos de seguridad entre gasolineras atendidas y desatendidas. Asimismo, varios asistentes volvieron a subrayar la necesidad de aplicar normas de seguridad que sean proporcionadas y justificadas.

En relación con los derechos de las personas con discapacidad, el Secretario de Organización de COCEMFE (Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica) subrayó que el acceso universal planteado por las gasolineras low cost no es suficiente. Existen personas, dentro del colectivo de las personas con discapacidad, que no pueden realizar el repostaje de manera autónoma y que, por tanto, necesitan que otra persona realice el suministro de carburante por ellos. Esta afirmación dio lugar a un debate sobre la proporcionalidad de las medidas de protección a aquellas personas. En concreto, se debatió sobre si era proporcional prohibir el formato desatendido para garantizar que en todas las EE.SS. existiera personal que pudiera suministrar carburantes a aquellos minusválidos que no pudieran realizarlo por ellos mismos, o si la co-existencia de distintos formatos de EE.SS. (incluido el desatendido) garantizaba la existencia de suficientes alternativas al suministro de carburantes  para este colectivo. También se consideraron soluciones ad-hoc para casos concretos, sin por ello tener que prohibir el formato desatendido de gasolineras en territorio nacional.

 
 




L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          








Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss



¿Quieres recibir nuestras comunicaciones?