Menu
Fundación para la Investigación sobre el Derecho y la Empresa



Próximas actividades en FIDE
Area Literatura y Derecho- La formación ética de los juristas: De la "Historia de los Jueces de Córdoba", al "Elogio de los Jueces", escrito por un abogado
Información básica
el Miércoles, 4 de Octubre 2017, 14:00 - 16:30
C/ Serrano, 26-4ºderecha. Madrid.
Descripción
Fide celebra esta sesión. Para poder asistir es imprescindible solicitar asistencia a Victoria Dal Lago. Consulta condiciones de inscripción.

Ponentes:
• Miguel Lombardía del Pozo, Magistrado de la Sección 19ª de la Audiencia Provincial de Madrid. Profesor de Derecho procesal, UNED.

• Mario Garcés Sanagustín, Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad.

Moderador: Arturo Merino Gutiérrez, Magistrado. Inspector Delegado. Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial.

Objetivos:

¿Debemos reflexionar en nuestro mundo sobre estos aspectos?, ¿se priman exclusivamente conocimientos técnicos en la formación y selección de nuestros juristas?, ¿qué labor compete a Colegios Profesionales, Escuelas de Práctica, Universidades?, ¿qué espacio debe ocupar la deontología profesional?, ¿cuál es la relación entre las diversas profesiones jurídicas?… El debate está servido.

En el siglo III, el jurisconsulto Ulpiano formuló lo que, planteándose inicialmente como normas de conducta ética para los juristas en particular, fueron luego preceptos que determinaban la forma de obrar acorde con la ética de cualquier ciudadano; “Vivir honestamente, no hacer daño al otro, y dar (o reconocer) a cada uno lo que es suyo”.

Son principios de indudable matiz jurídico y resulta evidente su incuestionable vigencia hoy en día si de exigencias éticas se habla. Resulta curioso que en la “Historia de Los Jueces de Córdoba”escrita por Abuabdalá Mohámed Ben Harit El Joxaní, se destaca que a la hora de elegir y nombrar a aquellos juristas, fuera esa exigencia ética la condición principal, muy por delante de los conocimientos jurídicos. Se entendía así que la virtud principal que debía presidir o acompañar la labor de un juez era su altura moral por encima de sus conocimientos legales. Se nos recalca en esa crónica, escrita bajo el califato de Alháquem II, que las cualidades morales eran las que exigía el pueblo y, aunque el nombramiento correspondía libremente al Califa, como no podía ser de otro modo en la Córdoba del siglo X, se cuidaban mucho de una designación contraria al sentimiento popular al respecto. Los jueces de Córdoba se distinguían así por su integridad y, del mismo modo, por su llaneza de trato y simplicidad de vida.

Piero Calamandrei nos deja, en su admirable “Elogio de Los Jueces escrito por un Abogado”, entre otras muchas reflexiones, que “El Estado siente como esencial el problema de la selección de los jueces; porque sabe que les confía un poder mortífero que mal empleado, puede convertir en justa la injusticia, obligar a la majestad de las leyes a hacerse paladín de la sinrazón e imprimir indeleblemente sobre la cándida inocencia el estigma sangriento que la confundirá para siempre con el delito”. No le preocupan tampoco a nuestro autor, como sucedía con los jueces cordobeses, los conocimientos técnicos del juez y así nos dice: “En el juez no cuenta la inteligencia; le basta poseer la normal para poder llegar a comprender, como encarnación del hombre medio… e incluso llegar a aceptar al abogado más inteligente que él”.

Área coordinada por:
- Miguel Lombardía del Pozo, Magistrado de la Sección 19ª de la Audiencia Provincial de Madrid. Profesor de Derecho procesal, UNED
- Mario Garcés Sanagustín, Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad

Horario: La sesión se desarrollará entre las 14.00 a 16.30 horas, ofreciendo un tentempié informal los primeros 30 minutos.




L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      








Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss



¿Quieres recibir nuestras comunicaciones?