Menu

El Gobierno abordará las cuestiones debatidas en el Grupo de Trabajo Laboral FIDE en materia de negociación colectiva


Si bien a día de hoy se desconocen los detalles y alcance específicos de las medidas que próximamente adoptará el nuevo Gobierno en materia de empleo, cabe presagiar sin duda una revisión del esquema de negociación colectiva; tema sobre el que el Grupo de Trabajo Laboral FIDE reflexionó en profundidad y cuyas conclusiones se plasmaron en el mes de diciembre de 2016.



Efectivamente, todo parece indicar que el cambio de Gobierno traerá consigo un paquete de medidas legislativas destinadas a modificar nuestro ordenamiento jurídico laboral. El ejecutivo de Pedro Sánchez, tras apenas dos meses de legislatura, ya ha dejado entrever que uno de sus objetivos prioritarios será la modificación de la Reforma Laboral de 2012 diseñada por el Partido Popular y aprobada a través de la Ley 3/2012, de 6 de julio. No obstante, desde Moncloa se insiste en que no se llevará a cabo una derogación total de la misma sino únicamente la revisión parcial de aquellos aspectos que, para el nuevo Ejecutivo, resultan prioritarios.

En las próximas semanas se irán perfilando los detalles y alcance de dichas modificaciones legislativas, habiendo adelantado ya la titular de Trabajo, Magdalena Valerio, que únicamente se promoverá la modificación de aquellos puntos necesarios de cara a la mejora de la situación de nuestro mercado de trabajo. El Gobierno ha fijado una hoja de ruta en materia de empleo que pasa principalmente por la lucha contra la brecha salarial, en pos de una equiparación retributiva entre hombres y mujeres, el control y registro de la jornada diaria en las empresas, con independencia de la realización de horas extraordinarias, y la reforma del Régimen Especial del Trabajador Autónomo (RETA).

Al margen de los anteriores temas cabe destacar que la Ministra de Trabajo manifestó en la Comisión de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que tuvo lugar el pasado 10 de julio de 2018 la necesidad de revisar determinadas cuestiones vinculadas al esquema de negociación colectiva que estableció la Reforma Laboral de 2012. Concretamente, uno de los puntos que previsiblemente serán objeto de revisión legislativa es el relativo a los regímenes de descuelgues y la prioridad en la aplicación del convenio colectivo de empresa. Así, se pretende limitar la prioridad aplicativa del convenio colectivo de empresa, reduciéndola a supuestos tasados. Recordemos que, con la Reforma Laboral de 2012, se modificó el artículo 84 del Estatuto de los Trabajadores, fijándose que el convenio colectivo de empresa podrá ser aplicado preferentemente con respecto a los convenios de ámbito superior en materias destacadas como la cuantía del salario base, el horario y la distribución del tiempo de trabajo o la compensación de horas extraordinarias.

El Grupo de Trabajo Laboral FIDE ya tuvo ocasión de reflexionar y debatir acerca de estas cuestiones con el objetivo de identificar los puntos de nuestro ordenamiento jurídico laboral que debieran ser objeto de reforma o, al menos, de revisión parcial. Dichas cuestiones se recogieron en las conclusiones publicadas por FIDE bajo el título de Nueva ordenación legal consensuada del trabajo y de las relaciones laborales fruto del trabajo realizado por el Grupo de Trabajo en diciembre de 2016 y del que tuve el privilegio de formar parte. Las conclusiones alcanzadas, que ascendieron a un total de cincuenta y cinco, surgieron con la finalidad de aportar propuestas de mejora para nuestro marco legislativo laboral y, en concreto, para nuestro esquema de negociación colectiva.

Imagen tomada a algunos miembros del Grupo Laboral Fide
Imagen tomada a algunos miembros del Grupo Laboral Fide
El Grupo de Trabajo Laboral FIDE insistió en sus conclusiones en la necesidad de recuperar la autonomía de la negociación colectiva con la finalidad de que se mantuvieran altos índices de cobertura de las relaciones del trabajo, tratando de garantizar siempre la presencia de sujetos negociadores fuertes (tanto del lado social, como patronal). En torno a este punto, el Grupo de Trabajo concluyó que la estructura de la negociación colectiva no podría desligarse del sector ni del papel que cumplen el convenio colectivo sectorial y sus comisiones paritarias.

De igual modo, el Grupo de Trabajo Laboral FIDE concluyó mayoritariamente que, en el supuesto de establecerse legalmente un principio de especialidad aplicativa del convenio colectivo de empresa, deberían incorporarse ciertas garantías para su correcta aplicación, respetando aspectos esenciales como la autonomía colectiva, el tamaño de la empresa y la legitimación sindical en la negociación colectiva de empresa. De esta forma, el Grupo de Trabajo apostó mayoritariamente por un modelo de prioridad aplicativa del convenio de empresa que no fuera absoluta, sino sujeta a ciertas garantías y limitaciones.

En este sentido, el Grupo de Trabajo estimó prioritaria la creación de mecanismos ágiles para la adaptación de los convenios colectivos de eficacia general a las necesidades particulares de la empresa. En tal sentido, se propusieron alternativas como la renovación o sustitución convencional o la fijación de un plazo de caducidad para el período de ultraactividad, así como la promoción de acuerdos para la cobertura de vacíos específicos no recogidos por los convenios de ámbito superior.

También se apostó por los procedimientos de solución extrajudicial en relación con las disputas surgidas dentro del ámbito del convenio colectivo. Los sujetos negociadores serían, pues, los responsables de determinar dichos mecanismos de solución, comprometiéndose a someterse a un procedimiento arbitral en caso de no alcanzar acuerdos. Se hizo patente, por tanto, la necesidad de albergar fórmulas de negociación que permitan evitar la judicialización de cualquier duda interpretativa que surja en el seno del convenio colectivo aplicable.

En definitiva, todavía es pronto para conocer el alcance exacto de las medidas que pondrá en marcha el Gobierno en materia de negociación colectiva, sin embargo, todo apunta a que el futuro ordenamiento jurídico laboral, y las nuevas versiones del Estatuto de los Trabajadores que se elaboren, podrían tomar en consideración algunas de las soluciones y propuestas específicas sobre las que ha debatido el Grupo de Trabajo de Laboral FIDE para la mejora del marco español de relaciones laborales.
 
Artículo elaborado por Rosa Zarza, Socia Directora del Departamento Laboral de Garrigues, Madrid. Miembro del Grupo de Trabajo Laboral Fide
 

 

Fide ha creado una serie de grupos de trabajo que tienen por finalidad hacer una reflexión continuada y profunda sobre algunos de los grandes temas que hemos considerado que por su urgencia, necesidad de reforma o capacidad de mejora merecen ser objeto de una especial reflexión por el conjunto de profesionales que integran Fide. En este link puedes acceder a la información de todos los Grupos de Trabajo de Fide.





L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            











Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss