Menu

El aviso del virus y el pensamiento en positivo para salir de la crisis

Reflexiones Sociedad Civil. Madrid, 25/3/2020.-,


La mejor reflexión que podemos hacer de todo lo que está ocurriendo en nuestro país, y en el mundo entero en la actualidad, tiene que ser siempre en positivo.



 

La mejor reflexión que podemos hacer de todo lo que está ocurriendo en nuestro país, y en el mundo entero en la actualidad, tiene que ser siempre en positivo. Porque solo si enfocamos todo este problema desde el punto de vista de cómo podemos mejorar, cómo podemos cambiar, cómo podemos aprovecharnos de lo que ocurrido para cambiar formas de conducta, y darnos cuenta de lo que funcionaba mal, y cómo deben funcionar mejor las cosas, estaremos más fuertes y mejor preparados ante un drama similar al actual.
 
Por ello, no es posible afrontar esta situación bajo el punto de vista del pesimismo de los brazos caídos, o de que esto va a ser un desastre a partir de ahora. El ganador, que lo somos todos, no puede pensar nunca ante una adversidad que no va a poder salir de ella, y debe estar con la mente y sus sentidos dirigidos a que “este partido se va a ganar” para resolver los problemas que están surgiendo a nivel individual y colectivo. Así pues, el enfoque debe ser dirigido a detectar cuáles son los puntos que hay que cambiar para que esta situación no vuelva a pasar para que el bienestar de la sociedad, la salud y la economía mundial no pueda verse de nuevo bajo el drama con el que se enfoca en la actualidad, así como qué resortes hay que tocar.
 
Pero lo que está claro es que nos vamos a reinventar tecnológicamente y utilizar mejor las tecnologías, porque parecía que nos lo daban todo Y, sin embargo, no las utilizábamos del todo, porque este periodo como será recordado, entre otras cosas, es por la proliferación del “trabajo y las reuniones virtuales”.
 
Por otro, lado es preciso invertir más en investigación. Nos sentíamos los mejores y con los inventos más sofisticados, y, de repente, nos hemos dado cuenta de que un bicho sin vida propia, pero con efectos demoledores una vez entra en el cuerpo humano, destroza la humanidad sin que pueda haber una reacción más o menos inmediata que evite o paralice los efectos perversos de este virus, y se nos anuncie que va para largo una vacuna. Sin embargo, no olvidemos que en otras ocasiones se ha podido enfrentar la humanidad a otras enfermedades con mayor agilidad y, ahora, parece que no es este el caso. Ello nos demuestra que no éramos tan buenos como nos creíamos en investigación y en tecnología y que la ciencia debe recibir los fondos necesarios para estar alerta ante este tipo de eventualidades.
 
Y, por cierto, ¿Ha sido esto un castigo? ¿Una advertencia?
 
Pues podemos echar la vista atrás y recordar las 10 plagas de Egipto. Así, cuenta la historia que Moisés y Aarón se acercaron al faraón de Egipto para advertir al soberano que dejara partir a los hebreos de Egipto y no les sometiera a la esclavitud que tenían. Le entregaron la demanda encomendada por Dios, que exigía que los esclavos israelitas pudieran salir de Egipto, pero tras una primera negativa del faraón, Dios envió a Moisés y a Aarón de nuevo a mostrarle un milagroso signo de advertencia. Aun así el faraón rechazó las peticiones de los hermanos sucesivamente, hasta que la décima y última plaga fue la muerte de todos los primogénitos de Egipto. Ello fue el golpe más duro a Egipto y la plaga que finalmente convenció al faraón de que debía liberar a los hebreos. Pero después se arrepintió y fue en su busca pero, fue atajado por los muros de agua marina que volvieron a su estado natural por orden de Moisés y el gobernante, junto con su ejército mueren en el Mar Rojo.
 
Esperemos que cuando el virus se vea rodeado por el esfuerzo de los sanitarios, la policía, el ejército, los empresarios que están ayudando y todos aquellos que han dado un paso al frente para ganar este partido, incluidos todos los que estamos encerrados, que también es una colaboración para salir de ésta, sea lo que haga caer el agua del Mar Rojo sobre el coronavirus y le haga desaparecer. Pero cuando esto ocurra el virus siempre nos habrá dejado un mensaje de futuro que no habrá que desaprovechar…Que no se olvide.
 
 

Madrid, 25/3/ 2020.-

Vicente Magro Servet

Magistrado del Tribunal Supremo.




L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            












Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss