Menu

El futuro ya está aquí, y nosotros debemos estar preparados.


La prestación de los servicios jurídicos está siendo objeto de profundas transformaciones. En diferentes países, en muchas empresas o en amplias áreas de actividad económica se introducen tecnologías, metodologías o costumbres novedosas, distintas cada día.



Que el mundo está cambiando, que estamos viviendo un cambio de época, que el futuro ya está aquí, llevamos diciéndolo mucho tiempo. Sin embargo, ahora, la experiencia del confinamiento, la realización del trabajo desde nuestro hogar, la conexión con profesionales, clientes, amigos y familiares a través de las múltiples plataformas disponibles ha evidenciado la velocidad con que lo está haciendo.
 
El vértigo con el que hemos vivido estas últimas semanas nos revela que los seres humanos evolucionamos muchísimo más rápido de lo que creíamos. Desde hace tiempo sabemos que la prestación de los servicios jurídicos está siendo objeto de profundas transformaciones, que en diferentes países con los que trabajamos, en muchas empresas o en amplias áreas de actividad económica se introducen tecnologías, metodologías o costumbres novedosas, distintas. Conocemos que las generaciones que se incorporan a los despachos o a las asesorías jurídicas demandan otras contraprestaciones por su trabajo, que desean incorporarse a estructuras diferentes, los valores no son idénticos y su compromiso tampoco. Todo ello se ha acelerado, se ha precipitado con la experiencia de la Covid-19.
 
Por ello nos parece más que nunca necesario analizar con rigor qué está pasando, dónde está pasando y cuáles son las decisiones que están tomando los responsables de los distintos despachos de abogados y asesorías jurídicas de empresa. Y esto exige no solo compartir lecciones con los grandes despachos, con los despachos líderes en algunas áreas sino también con otros de diferentes tamaños, de diferentes países, con distintos perfiles entre sus integrantes.
 

Con este propósito la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso el International Institute of Legal Project Management, Thomson Reuters y Fide vamos a celebrar on line, a partir del próximo día 23 de junio, el Legal Management Summer Program , que nos permitirá adentrarnos en todos estos temas con rigor, pero también con la pretensión de formular propuestas prácticas y eficaces. La diversidad de perfiles, de procedencias, de intereses y objetivos de cada uno de los profesionales que participan en el claustro del programa, así como de las personas que han solicitado asistir, lo garantiza.
 
Ahora, en este preciso momento en que unos países estamos saliendo de la última fase del confinamiento, otros están por la mitad o al principio, en el que todos vamos a vivir un cambio trascendental en nuestra forma de trabajar, de relacionarnos en sociedad y que incluso van a cambiar algunos procesos de producción, consideramos de la máxima relevancia hacer esta reflexión.
 
Los servicios profesionales, el trabajo que realizan los abogados, por supuesto va a seguir realizándose, va a continuar siendo valioso, pero no necesariamente en la misma forma, por las mismas personas o a través de los mismos proveedores. Sabemos que las estructuras internas tienen que cambiar, la relación entre los equipos, su propia composición, los conocimientos necesarios para competir, la estrategia comercial, etc, están en revisión.
 
Ahora no podemos quedarnos atrás. Es una magnífica oportunidad para detenernos un tiempo a pensar, a compartir con otros nuestros conocimientos, a intercambiar experiencias, lecciones aprendidas, propuestas novedosas o errores. Hagamos de la necesidad virtud, aprovechemos este tiempo de reflexión, de confinamiento impuesto, de numerosas dudas sobre el futuro, para pensar, para conversar, para compartir unas horas a la semana con profesionales de diferentes nacionalidades, perspectivas, experiencias, y adelantémonos al tiempo que viene.
 
El regreso nos va a mostrar una realidad diferente, debemos estar preparados para ser agentes del cambio y no víctimas de él.

Cristina Jiménez Savurido

Presidente de la Fundación Fide.

Nota

















Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss