Menu

España y Europa, el desafío de los éxodos masivos en el Mediterráneo


El número de desplazados y refugiados como consecuencia de los múltiples conflictos en todo el mundo alcanzó un nivel récord en el año 2014, hasta 60 millones de personas, según el alto comisionado para los refugiados de la ONU. El incremento, comparado con 2013 es el más grande registrado en un solo año. Durante 2015 todos los días 42.500 personas se convirtieron en refugiados, desplazados internos o solicitantes de asilo. En 2015, 447.906 personas llegaron a las costas europeas y 2.962 perdieron la vida en la travesía que recorren cada día cientos de personas que huyen de la guerra en Irak y Siria.



Juan Luis Pérez, General de Brigada Jefe de la Jefatura Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil y Rafael Chust, Director Nacional de Instituciones y Administraciones de Wolters Kluwer España.
Juan Luis Pérez, General de Brigada Jefe de la Jefatura Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil y Rafael Chust, Director Nacional de Instituciones y Administraciones de Wolters Kluwer España.
Los dramas en el mediterráneo parecen ya arraigados, lo conflictos que asolan varias partes del mundo crecen y con ellos las personas que llegan a las costas europeas; todo este cóctel explosivo apunta directamente a Europa y su capacidad de reacción en una crisis sin precedentes. La ausencia de una voluntad política común de los Estados priva la capacidad de la UE para evitar las tragedias y Frontex que no tiene mandato de salvar vidas, aunque lo hace, obliga a organizaciones como Médicos Sin Fronteras a sacar sus propios barcos para salvar las vidas de los refugiados. "Nunca antes nos habíamos enfrentado a un fenómeno como este" asegura Juan Luis Pérez, General de Brigada Jefe de la Jefatura Fiscal y de Fronteras. España, un país Mediterráneo, con una afluencia constante requiere una financiación continua para controlar la inmigración irregular y controlar además un sistema de asilos.
Con estos hechos sobre la mesa, la FUNDACIÓN FIDE abre el diálogo en una sesión informal para hablar de los principales retos españoles para abordar la crisis de refugiados y la inmigración ilegal en el país. 
 
Lo más parecido a la crisis de refugiados que se había enfrentado el Mediterráneo fue cuando en el año 2006 cientos de cayucos salían en dirección Canarias, unos hechos que se quedan muy alejados aún del drama que sigue asolando las costas europeas. Juan Luis Pérez, reivindica el buen papel que desempeñan las fuerzas de seguridad españolas. Aunque aclara: "Lo que funcionó en España en el 2006 no puede funcionar hoy con la crisis de refugiados, por lo menos a corto plazo. Nuestro país cooperó con los países emisores, hoy Europa no tiene gobierno con el que colaborar en Siria o Irak". 

Juan Luis Pérez, General de Brigada Jefe de la Jefatura Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil y Rafael Chust, Director Nacional de Instituciones y Administraciones de Wolters Kluwer España.
Juan Luis Pérez, General de Brigada Jefe de la Jefatura Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil y Rafael Chust, Director Nacional de Instituciones y Administraciones de Wolters Kluwer España.
España y la inmigración irregular
 
El gran reto de Europa es lidiar con la inmigración ilegal y acoger y adaptar a los refugiados. "En España seguimos teniendo un problema de inmigración en el Mediterráneo occidental con el estrecho de Gibraltar, unido a que la única frontera con el continente africano en Europa la tiene España con Ceuta y Melilla; y que Canarias sigue siendo una ruta constante para la inmigración irregular con barcazas salen de Mauritania y Senegal". Apunta Pérez. "El tampón que existe en estos dos países está financiado únicamente con fondos españoles desde el 2006". Veinticinco guardias civiles en Noaudhibou (Mauritania) con dos patrulleras de altura de treinta metros de eslora, un helicóptero y vehículos todo terreno, y veinte guardias en Dakar (Senegal) con otras dos patrulleras vigilan a las mafias que trafican con personas.

"No hay que olvidar de que la gran mayoría de la inmigración irregular en España entra por vía aérea. Muchas personas acceden al país con un visado de viaje, cumplen con los requisitos de acceso pero existe aún una gran deficiencia a nivel comunitario, nuestro sistema de fronteras no es eficiente y hay que trabajar en ello. Todos concentramos nuestros esfuerzos en vigilar quienes entran, pero no sabemos si alguien que entró por España pudo haber salido por Alemania o cualquier otro país de la zona Schengen." El objetivo final es común: "En un ambiente hostil el objetivo  principal es salvar vidas" Sentencia Pérez. 

Por Taylin Aroche
@TaylinArBonilla

 




L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            











Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss