Menu

Igualdad de género en tiempos de Covid


El Grupo de trabajo Cambio cultural para la igualdad de género se hace eco del estudio Women in the workplace, publicado recientemente por McKinsey.



El estudio describe los retos introducidos por la pandemia en el mundo del trabajo, y cómo han afectado de manera diferente y más significativa a las mujeres. 

Casi todas las personas trabajadoras manifiestan haber experimentado la sensación de tener que estar constantemente disponibles para el trabajo, sufriendo síntomas de estrés y ansiedad que en muchos casos han llegado al burnout, y han acabado derivando en la dimisión de esa persona. Estos retos no han sido iguales para todo el mundo, pues las madres viven con especial angustia el estrés laboral y la situación socioeconómica.

La presión introducida por la pandemia está llevando a muchas mujeres a plantearse ralentizar o incluso abandonar sus carreras, algo que los hombres se plantean en muchas menos ocasiones. Las principales razones detrás de este pensamiento son la falta de flexibilidad en el trabajo, la necesidad de estar siempre conectadas y disponibles, la carga del trabajo doméstico y de cuidados o la preocupación de ver su trabajo negativamente juzgado a causa del estrés y la sobrecarga laboral y emocional.

Desde el grupo de trabajo de Fide y Alabadas, se defiende la necesidad de introducir un cambio cultural en el mundo laboral, particularmente en el sector de la abogacía de los negocios, pues con dicho cambio cultural sería posible trabajar sin sesgos de género, con total flexibilidad para conciliar los tiempos personales y profesionales, luego sin necesidad de ralentizar o comprometer la carrera profesional a causa de motivos personales o cargas familiares. 

Covid y riesgo de pérdida de talento femenino.

De acuerdo con McKinsey, el doble de mujeres que de hombres sienten preocupación por cómo el desbalance de vida profesional y personal puede afectar a sus carreras, algo que tiene especial relevancia cuando se trata de mujeres madres con cargos de responsabilidad. Está demostrado que las empresas con mujeres en puestos de liderazgo son más competitivas y tienen visiones de negocio más transversales (incorporan criterios como la diversidad racial, la igualdad de género, son más conscientes con la conciliación, etc.) por lo que no se pueden permitir perder a dichas mujeres

Particularmente, en el sector de la abogacía de los negocios, esta pérdida de talento se concentra en los años intermedios de la carrera, cuando coinciden la necesidad de exprimir el trabajo y los resultados, en la carrera hacia la sociatura, y la edad en que se comienza a formar una familia.

Es por esto que las barreras de ascenso para las mujeres, así como las buenas prácticas empresariales necesarias para la retención de talento van a ser algunos de los aspectos a los que el grupo de trabajo más atención dedique. 

Nota

















Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss