Menu

Intramuros

Reflexiones Sociedad Civil. Madrid, Madrid, 24/3/2020.-


Vivir responsablemente con intensidad y riqueza de espíritu, es compatible con el ejercicio de la libertad personal en un entorno de aislamiento obligado por las circunstancias.



Es el sentido de la libertad lo que nos cuestionamos en estos días, cuando la gente se pregunta cuál es el mayor valor, la libertad personal o la libertad social. O lo que es lo mismo, me aburro en casa y busco cualquier excusa para salir de la cuarentena o respeto la orden de confinamiento por el bien colectivo de minimizar la exposición al riesgo de la expansión de la pandemia.
 
Vivir responsablemente con intensidad y riqueza de espíritu, es compatible con el ejercicio de la libertad personal en un entorno de aislamiento obligado por las circunstancias. Al fin y al cabo, vivir y no exponer a los demás a las consecuencias de la ruptura del encierro que podría suponer una forma de matar al otro, pues el otro y todos nosotros merecemos el respeto a la libertad.
 
Todos queremos hacer esas cosas que antes no nos parecían importantes, pero ahora comprendemos que lo son. Salir a la calle, caminar, hacer deporte, percibir la brisa en el rostro, tomar el sol, perderte por una calle desconocida, coger un tren, sentir la proximidad del mar, descubrir recónditos lugares. Anhelamos compartir la vida extramuros, pero sobre todo echamos de menos el contacto personal con los demás, es lógico, somos humanos. Sin embargo comprendemos que, en tiempos de “quédate en casa” es preciso renunciar temporalmente a todo ello para alcanzar el propósito colectivo de combatir la expansión del coronavirus. Lo que al principio fue una recomendación a los ciudadanos basada en el interés general de la población, pasó a ser una prohibición con la declaración de estado de alarma.  Parece que algunos olvidaron- o no comprendieron- que el deber cívico del confinamiento es la base del deber jurídico impuesto a la sociedad en el marco legal. En una situación como la vivida la finalidad colectiva del bien común está por encima del interés particular y el deseo de romper la clausura. Este es el momento en el que se espera que nos comportemos con coherencia, desde el respeto a la libertad de todos, así demostraremos que estamos aprendiendo también a ser seres sociales libres, prescindiendo de las imposiciones de culturas, modas o impulsos disfrazados de aparente libertad personal.
 
En pocas palabras, como sentenciaba el dicho popular desde tiempos inmemoriales: “no hagas a nadie, lo que no quieras que te hagan a ti”. El valor de la libertad, como capacidad de actuar según nuestras propias decisiones, se ejerce plenamente cuando la persona puede pensar sus decisiones en un entorno que la permite llevarlas a cabo atendiendo el interés general de los demás. Al respetar las reglas del confinamiento ejercemos la libertad de pensamiento y expresión desde la tolerancia a la libertad social, como expresión del sentido cívico en momentos difíciles de sacrificio personal, en los que libertad social es la expresión que nos hace ser intelectualmente libres y responsables.
 
Puede que estemos ante un aprendizaje más de hoy para para el mundo de mañana, no desaprovechemos la oportunidad.
 
 
 
Madrid, 24/3/2020.-

Gonzalo Iturmendi

Abogado, Socio y Director de Bufete G. Iturmendi y Asociados, SLP, Secretario General de AGERS (Asociación Española de Gerencia de Riesgos y Seguros). Profesor de la Cátedra UNESCO de Ciencia Política y Administrativa Comparada, está especializado en Derecho del Seguro y responsabilidad civil. Es miembro del A.I.D.A. (Asociación Internacional de Derecho Asegurador), y de la Asociación Española de Abogados especializados en responsabilidad civil y Seguro. Miembro de GEMME España (Grupo Europeo de Magistrados por la Mediación de España). Profesor de Derecho del Seguro, Responsabilidad Civil y Gerencia de Riesgos en varias Universidades españolas y de América latina.

Nota



En la misma Sección
< >

Martes, 25 de Agosto 2020 - 16:25 Despedida
















Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss