Menu

Japón, Europa y España: Novedades Jurídicas en Derecho y Empresa


El pasado 27 de febrero se desarrolló en la sede de FIDE una mesa de debate dedicada a Japón y a sus relaciones con España en el contexto europeo.



Imagen tomada al inicio de la sesión a algunos intervinientes: Carmen Tirado, Embajador Mizukami, Cristina Jiménez, Ramón Vilarroig, Francisco Barberán y Ana Gascón
Imagen tomada al inicio de la sesión a algunos intervinientes: Carmen Tirado, Embajador Mizukami, Cristina Jiménez, Ramón Vilarroig, Francisco Barberán y Ana Gascón
En virtud de las relaciones institucionales que la Fundación Fide, el Grupo de Investigación Japón, de la Universidad de Zaragoza y la Fundación Garrigues, mantienen, se ha organizado esta sesión, en el contexto del 150 aniversario del comienzo de relaciones diplomáticas entre España y Japón y poniendo la vista en la entrada en vigor de los Acuerdos de asociación económica y estratégica entre la Unión Europea y Japón.

Presidieron la sesión Cristina Jiménez Savurido, Presidente de FIDE, Antonio Garrigues, Presidente de la Fundación Garrigues, Josep Piqué, Presidente del Consejo España-Japón y Masashi Mizukami, Embajador del Japón en España, quienes en sus palabras iniciales resaltaron el enorme interés de estudiar las relaciones de España y Europa con Japón desde el punto de vista jurídico y empresarial.
Josep Piqué, señaló que el eje geoestratégico mundial ahora se encuentra en el Pacífico y que debemos ser conscientes de que nos encontramos en los bordes del mapa y no podemos permitirnos no mirar al centro. Antonio Garrigues, habló de su estrecha relación personal con Japón, no sólo por las múltiples veces que ha visitado ese país, sino por el trabajo de difusión e investigación del derecho japonés que se lleva a cabo desde la cátedra Garrigues de Derecho global de la Universidad de Navarra, en el seno de la que se ha publicado el primer diccionario jurídico japonés-español, así como la traducción al español, comentada y anotada, del Código civil japonés, ambos proyectos en colaboración con el miembro del Grupo de investigación Japón, Francisco Barberán. El embajador Mizukami, señaló como característico de la idiosincrasia japonesa la búsqueda de la excelencia, poniendo dos ejemplos altamente ilustrativos en el terreno comercial respecto a la comercialización y distribución de dos productos: los automóviles y el chocolate.
Tras ello, dieron comienzo las exposiciones de los especialistas, con el objetivo de abrir un debate sobre cada tema:

Ramón Vilarroig, presidente del Tribunal económico-administrativo de Castellón y Profesor Titular de Derecho financiero y tributario en la Universidad Jaume I de Castellón, dio cuenta de la existencia de una interesante experiencia japonesa en el campo del crowdfunding en la financiación de los entes locales, denominado furusato nôzei, que existe en Japón desde 2008 y que es un sistema que permite potenciar la economía local a través de un mecanismo de donativos a los Ayuntamientos.

El mecanismo del furusato nôzei, o de pago de impuestos en la ciudad natal, no es propiamente un sistema de pagos de impuestos, como su nombre pudiera indicar, en el que deben pagarse más impuestos locales, antes al contrario, es un sistema en el que el ciudadano libremente puede hacer donativos al municipio que desee a cambio de recibir determinados bienes que se producen en dicho municipio y obtener una deducción fiscal en su impuesto sobre la renta. Quizá la traducción más adecuada, atendiendo a la realidad del modelo, que no a la literalidad del concepto, sería el de “donativos incentivados”.
 
Es un modelo voluntario al que se han acogido más de 450 mil japoneses y que ha reportado unos ingresos a los municipios japoneses de más de cuatrocientos billones de yenes.
El profesor Vilarroig indicó que quizás podría estudiarse aplicar esta experiencia japonesa en España o en otros países de nuestro entorno.

Ana Gascón, funcionario en excedencia del Consejo de Europa y profesora de Derecho internacional público de la Universidad de Zaragoza, explicó la importancia de unos flujos de datos seguros entre Japón y los Estados miembros de la UE. En primer lugar porque las empresas japonesas deben cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos Europeo, cuando ofrezcan bienes o servicios, a residentes en la Unión Europea a riesgo de incurrir en cuantiosas sanciones si no lo hacen. Pero, además, porque para poder alcanzar todo el potencial del acuerdo de asociación económica entre Japón y la Unión Europea, es importante que los datos personales puedan ser transferidos entre los mismos, sin embargo tanto Japón como la Unión Europea sólo permiten esas transferencias internacionales si se hacen a otro país con las necesarias salvaguardias legales. Para ello, existen diferentes mecanismos que las empresas pueden utilizar, pero lo que más facilita dicho flujo es una decisión de adecuación, reconociendo que en el país de destino la protección es esencialmente equivalente y liberalizando así los flujos de datos de manera general.

.... El resumen completo se encuentra más abajo.

Resumen Completo





L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30











Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss