Menu

La Casa de Papel y la amenaza de Libra (II Parte)


Libra sería muy rápidamente una iniciativa de impacto sistémico en todo el mundo. El dinero es una convención socialmente aceptada de lo que significa valor que necesita unos soportes para intercambiarse.



Según los expertos, las historias se graban en la memoria por tres razones: por la impresión que nos producen, por las repeticiones que nos llevan a memorizarlas, o por las asociaciones que construimos con otras historias o relatos.
 
La serie de Netflix "La Casa de Papel"  sin duda produce una fuerte conexión con las monedas digitales o criptomonedas y más recientemente con la propuesta de la moneda digital Libra realizada por Facebook. Hice referencia a la primera parte de este artículo  aquí.

Libra  es un proyecto de nueva moneda exclusivamente digital respaldado por Facebook y otras 27 corporaciones que han anunciado se pondrá en circulación en 2020. Libra es una moneda digital que usará tecnología criptográfica a través de una blockchain y estará respaldada por el valor de monedas como el dólar, el euro, la libra esterlina y el yen japonés. Libra será por tanto una "stablecoin", una moneda respaldada por activos, frente a monedas digitales como Bitcoin que no tienen un valor intrínseco. Sin duda, Libra es el mayor hito en criptomonedas desde el intento de lanzamiento de Bitcoin en 2009 por Natoshi Nakamoto. Todo esto ya lo expliqué aquí.  

LIBRA REPRESENTA UNA MODERNA AGRESIÓN AL SISTEMA

Libra es una agresión más allá de "La Casa de Papel" de los estados soberanos. Salvo sorpresas, para que Libra vea la luz tendrá que contar con el beneplácito de las instituciones que controlan el poder financiero en la actualidad, como lo deja bien claro Jerome Powell, gobernador de la Reserva Federal de EEUU:
"... due to the size of Facebook's user base, Libra could be "systematically important very quickly." Powell, however, warns that "Libra would need to be held to the highest regulatory and supervisory expectations" and that "this is not going to be a sprint to implementation."
A continuación, explicaré las consecuencias que en mi opinión tiene Libra en relación con las instituciones del poder actual y en general sobre los futuros usuarios. Aunque Facebook ha manifestado que Libra se crea especialmente para 1,7 billones de personas en el mundo que no están bancarizadas,  en realidad todos los ciudadanos del mundo pueden ser a medio o largo plazo potenciales usuarios de la nueva moneda.

💸 La desmaterialización del dinero

El dinero es una convención socialmente aceptada de lo que significa valor que necesita unos soportes para intercambiarse. A lo largo de la historia, el dinero ha consistido sobre todo en monedas y billetes de papel.

Con la desaparición del dinero físico, la FNMT no tiene sentido o será muy reducido en un mundo donde las criptomonedas y el dinero digital han sustituido a las monedas  físicas y los billetes. Tampoco tienen sentido los emisores de tarjetas porque todo se pagará a través de dispositivos móviles. Pero esto pasará con o sin Libra porque hay una tendencia global hacia la desaparición del dinero en efectivo a favor del dinero móvil. En China aplicaciones móviles como Alipay o WeChat Pay han sustituido ya casi totalmente al efectivo y las tarjetas.

Las prensas de fabricación de billetes y monedas corren la misma suerte que las rotativas de los periódicos: todos los "contenidos" se están digitalizando, y el "dinero seguro" del futuro será fabricado ( o minado) a través de técnicas criptográficas por la seguridad que aporta. 

🎭 Nuevas caretas para atracar al sistema

"La Casa de Papel" es un asalto ficticio usando máscaras al templo del dinero donde una institución del estado controla el proceso de impresión y distribución. En el futuro los atracadores serán hackers que tratarán de romper los protocolos transaccionales de las criptomonedas. Hay que reconocer que hasta ahora la blockchain de Bitcoin no ha sido perturbada aunque sí ha habido robos o desapariciones de criptomedas en los exchanges (caso de Mt Gox) o digital wallets. Libra se procesará en una blockchain limitada con un un nuevo lenguaje de programación (Move). Sin embargo, no es necesaria la tecnología blockchain en todos los casos. Por ejemplo, las aplicaciones de pago chinas ni siquiera usan sistemas blockchain porque son sistemas centralizados. 

🔎 Desaparecerá el anonimato de los usuarios

El dinero físico legal responde a billetes numerados, pero la trazabilidad de sus poseedores es compleja y se requiere una fuerte infraestructura de coordinación internacional de los estados contra el crimen y por ello los atracadores de “La Casa de Papel” pueden disfrutar de cierto anonimato. Más difícil es para los tenedores de cuentas corrientes y tarjetas de crédito que sí están identificados a través de los bancos comerciales y entidades de dinero electrónico. Estas entidades son las que hoy realizan la mayoría de los pagos minoristas, y tienen protocolos para evitar el blanqueo del dinero (Anti Money Laundering) e identificar a los clientes (Know Your Customer). No obstante, hay que saber que los sistemas basados en blockchains o en DLT (“Distributed Ledger Technologies”) sí permiten la trazabilidad de las transacciones con lo que la identificación de todos los intervinientes será posible. 

💰 Nuevos demandantes de nuestra confianza

Se espera que Libra se expanda con rapidez porque habrá muchos promotores o empresas “confiables” que pueden a través de sus redes y aplicaciones hacer que la gente use esta moneda digital y se espera tenga una fuerte aceptación entre ellos la propia Facebook con más de 2,3 billones de usuarios en todo el mundo. Y ello pese a escándalos como Cambridge Analytica, que está haciendo que Facebook pierda usuarios, pero ese no es el caso de sus otras plataformas como Instagram o WhatsApp que siguen creciendo. En el sistema actual, confiamos en el dinero que emite cada estado a través de sus instituciones. Según encuestas recientes, la confianza en los bancos sigue siendo más alta que en las plataformas tecnológicas para custodiar o proveer servicios financieros, pero eso sólo es así en Occidente y la situación puede cambiar si se lanza Libra.

🔐 Quien controla la puerta de entrada

¿Cómo acceder a un dinero digital global como pretende ser Libra? Uno de los problemas del internet actual es precisamente la multiplicidad de claves de acceso que hemos de mantener porque no hay una única puerta de acceso a internet. Cada aplicación o red tiene sus propios requerimientos y sobre todo Google y Facebook quieren controlar ese acceso. Esto se puede multiplicar aún más con la llegada de los dispositivos ligados al internet de las cosas. Hay países como India que han desarrollado un sistema de identificación nacional digital propio llamado Aadhaar  y está por explorar si estas identidades estatales podrían ser la puerta de acceso a aplicaciones en el futuro. Precisamente Facebook ha anunciado que dentro del proyecto Libra desarrollará un sistema de identificación digital  específico que seguramente abarcará al menos a sus 2,7 billones de usuarios globales. En el mundo de las monedas actuales y antes de Libra, para extraer dinero legalmente se precisa identificación nacional y protocolos distintos en cada proveedor de servicios financieros.

🌈 El dinero como medio y no sólo como fin

El dinero digital no va a permitir fácilmente que posibles atracadores se pierdan en una isla remota en un país idílico donde las autoridades no pidan mucha información de grandes conversiones de moneda como sucede en “La Casa de Papel”. El proyecto de Libra pretende generar una moneda digital única para prácticamente todas las compras online en el mundo. Algo por lo que lo grandes e-retailers llevan suspirando tiempo para hacer más fácil el proceso de “onboarding” y el uso de sus servicios en las distintas plataformas. Monedas digitales como Libra se integrarían con facilidad en los distintos ecosistemas que se generarán.

🔥 La agresión al sistema actual

Mientras que un asalto a la FNMT es un delito, la emisión de una moneda digital que aspira a convivir con las monedas existentes es algo nuevo que no está contemplado en las leyes actuales y por tanto no existe una prohibición como tal. Las autoridades han hecho hasta ahora la “vista gorda” con Bitcoin y el resto de criptomonedas aunque no recomendaban su uso porque ninguna ha tenido mucho éxito como medio de pago y mucho menos como repositorio de valor. Con Libra el tema es distinto. Si tiene éxito puede ser un autentico reto para la soberanía de los países emergentes y más adelante incluso para los estados de los países con moneda fuerte. En un caso extremo, Libra puede convertirse en el nuevo dólar sin necesidad de respaldo de las monedas nacionales.

🚀 Emerge un nuevo oligopolio

La Asociación Libra está integrada de partida por 28 empresas de heterogénea procedencia, y al menos en los primeros cinco años según el White Paper  la moneda Libra no correrá sobre una blockchain pública sino privada, lo que ofrece ventajas de coste y eficiencia, y además es más fácilmente escalable por los compromisos que los integrantes y nuevos participantes asumirían para promocionar la nueva Libra. Esto contrasta con monedas sin respaldo como Bitcoin, que corren sobre blockchains públicas, pero que no han conseguido propagarse como medio de pago ni mecanismo de valor estable. Es indudable que las empresas que respaldan Libra al inicio pretenden construir una ventaja de "first mover" aún en el caso de que se cumpla la promesa de descentralización total dentro de 5 años.

🤼 Libra y Bitcoin

Muchas de los críticas sobre Libra por parte de los libertarios defensores de Bitcoin es que es no es un sistema totalmente descentralizado ni corre sobre una blockchain inmutable como sí es el caso de Bitcoin, lo que hace en la práctica que Libra no sea sino otra fórmula alternativa a los sistemas de poder actual usando nuevas tecnologías digitales.
 
Este es un debate aún temprano. Ni Bitcoin ha alcanzado la madurez como moneda efectiva en las transacciones diarias ni está claro que lo haga alguna vez, dada la volatilidad de su valor, los costes del minado, y la posibilidad de que sea vehículo para operaciones ilegítimas. Y Libra está justo empezando a andar, proponiendo un sistema alternativo de pago a las monedas fiat actuales, aunque conviva con ellas al ser una stablecoin (cualquier compra de Libra desde una moneda fiat se convierte nuevamente en moneda fiat a través de la inversión de la Reserva de Libra). 
 
Bitcoin no tiene una institución de último recurso en caso de problemas con el funcionamiento: la tecnología y los protocolos de la blockchain se autogobiernan. En el caso de Libra, es la Asociación Libra la que se autopropone como máximo órgano de gobierno, pero no deja de ser una estructura con una capacidad limitada de respuesta. En el caso de las monedas actuales, siempre hay un prestamista de última instancia que son los bancos centrales de cada país y por tanto sus estados respectivos. Y por supuesto, por encima está toda la estructura de instituciones multilaterales que actúan en situaciones de crisis como es el Fondo Monetario Internacional, el Financial Stability Board, el Bank of International Settlement o el Banco Mundial.

LAS RESPUESTAS POSIBLES DEL SISTEMA

Las reacciones contrarias al anuncio sobre Libra no se han hecho esperar comenzando por el propio Trump y su secretario del Tesoro Steven Mnuchin.  Las más altas instituciones del poder económico global desde el G7, el G20, el Financial Stability Board, el Comité de Pagos e Infraestructuras de Mercado, y disntintos bancos centrales y ministros de finanzas están estudiando sus respuestas a Libra o directamente se han manifestado en contra. Por ello, no habrá una respuesta única sino una combinación de al menos las tres siguientes:

✅ Cada vez más fuentes “oficiales” reconocen que el sistema financiero internacional actual no da respuestas a nuevos retos. Así, aunque existen casi tantas monedas como países, en la práctica más del 50% del comercio mundial se realiza en dólares estadounidenses. Ello significa que es la moneda de facto de muchos países y de muchas transacciones fronterizas y por tanto, la capacidad de absorber shocks devaluando la moneda local es cada vez más limitada en muchos países. 
 
Ante ello Mark Carney, el gobernador del Banco de Inglaterra y chairman del Financial Stability Board no ve mal lo que llama “Synthetic Hegemonic Currency”, que no es sino un basket de monedas fiat, seguramente las más fuertes, en un sistema liderado por los bancos centrales. Es posible que el EEUU no quiera esa solución porque el poderoso dólar perderá con respecto a la situación actual. Además, el dólar es un símbolo del sentimiento nacional en EEUU. Pero hasta EEUU tendrá que afrontar la desaparición de su propia Casa de Papel con un nuevo esquema.

✅ Ello nos lleva al competidor que será más directo de Libra: las monedas digitales emitidas por bancos centrales (en inglés, "Central Bank Digital Currencies"). Los bancos centrales de EEUU, de la UE, Suecia, Reino Unido y Singapur están en la vanguardia de la investigación aplicada para desarrollar su propia moneda digital nacional. Pero quizá el más avanzado es el banco central chino (People Republic Bank of China), que ha anunciado recientemente estar muy cerca de lanzar su propia moneda digital, y que incluso ha creado una alianza con siete grandes empresas chinas, incluyendo Alibaba, Tencent, los cuatro grandes bancos chinos y Union Pay representando a los emisores de tarjetas del país. Se especula con que China quiere lanzar este renmimbi digital con ocasión del Singles Day el 11 de noviembre y el propio banco central chino ha reconocido que "la nueva moneda será similar a Libra de Facebook".

✅ Una tercera alternativa es el recurso a la regulación, tanto para parar Libra o romper estructuras anticompetitivas como Facebook. Libra sería muy rápidamente una iniciativa de impacto sistémico en todo el mundo. Desde una perspectiva regulatoria, hay que categorizar distintas actividades y roles de los participantes en torno a Libra, y si es dinero electrónico, moneda virtual o como título valor. Habría que verificar su impacto en las políticas monetarias de los distintos países y en la consideración internacional de sus monedas respectivas. Sería clave una coordinación internacional ya que es una moneda sin fronteras, que no pertenece a ningún estado, al objeto de evitar el arbitraje regulatorio. Sin duda, la regulación no va a facilitar el lanzamiento de Libra.

 

Enrique Titos

Consejero independiente. Procede del sector financiero, donde trabajó como responsable europeo en Barclays de tesorería, mercado de capitales, seguros y pensiones. Anteriormente ha estado vinculado a otros proyectos bancarios en distintos bancos nacionales e internacionales, siempre ligado a la actividad en mercados financieros. Actualmente desarrolla proyectos enfocados a la transformación del modelo de negocio empresarial como consecuencia de la tecnología, incluyendo actividades como consejero independiente, asesor, o inversor en proyectos con alto componente de tecnología. Graduado en Económicas por la UAM, PDG en IESE y Executive Education en Kellogg Business University (EEUU). Certificado por el MIT en Fintech: Future Commerce. Miembro de la Escuela de Consejeros (ADE, KPMG, IESE). Jurado de premios literarios en Knowsquare S.L. Profesor en The Valley Digital Business School. Miembro del Consejo Académico de Fide.

Artículo publicado originalmente en "El Alcázar de las Ideas "




L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  











Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss