Menu

La Universidad Antonio de Nebrija crea el Aula Santos Pastor, en memoria del malogrado investigador jurídico.


Lo que hace diez años era algo impensable, analizar la justicia desde su vertiente económica y ver el impacto de diferentes variables, es hoy una realidad que se estudia desde distintas entidades. En un acto emotivo celebrado el pasado viernes 21 de abril en el nuevo campus de la Universidad de Nebrija en la madrileña calle Princesa, el mundo académico y el jurídico honró la memoria del profesor Santos Pastor, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense y elemento activo del Patronato de la Fundación Antonio de Nebrija. Desde el pasado jueves 20 de abril hay un Aula con su nombre y un libro que recoge testimonios de sus más directos colaboradores.

Fuente: Luis Javier Sánchez/Confilegal.



Manuel Villa-Cellino, presidente del Consejo Rector de la Universidad de Nebrija y de la Fundación Antonio de Nebrija, se dirige a los asistentes. Junto a el Eduardo Lopez-Aranguren, Juan Cayon, rector de Universidad Nebrija; Isabel Fernández, vicerrectora de Relaciones Institucionales y Gabinete del Rector; Eduardo Torres-Dulce y Juan S. Mora-Sanguinetti del Banco de España.
Manuel Villa-Cellino, presidente del Consejo Rector de la Universidad de Nebrija y de la Fundación Antonio de Nebrija, se dirige a los asistentes. Junto a el Eduardo Lopez-Aranguren, Juan Cayon, rector de Universidad Nebrija; Isabel Fernández, vicerrectora de Relaciones Institucionales y Gabinete del Rector; Eduardo Torres-Dulce y Juan S. Mora-Sanguinetti del Banco de España.
En un emotivo acto donde profesionales como Eduardo Torres-Dulce, of counsel de Garrigues y antiguo Fiscal General del Estado, Juan Mora-Sanguinetti, Economista del Banco de España y Miembro del Consejo Académico de Fide, glosaron la figura de este investigador quien supo advertir años atrás la indudable relación entre la economía y el mundo de la justicia. Santos Pastor, docente e investigador pionero en buscar las relaciones entre la economía y la justicia, puso en marcha el Observatorio Justicia y Empresa con la colaboración de la magistrada en excedencia Cristina Jiménez Savurido, hoy presidenta de la Fundación para la Investigación del Derecho y la Empresa (FIDE)

Si hace cerca de un año acudíamos a FIDE para conocer su obra inacabada  “Análisis económico de la justicia y reforma judicial”, editado por Tirant Lo Blanc y que gracias a la colaboración de una docena de expertos bajo la dirección del penalista Víctor Moreno Catena lograron concluir esta publicación y adaptar esos datos a nuestro tiempo, el pasado viernes asistimos en el nuevo campus de la Universidad de Nebrija a un acto donde se puso sobre la mesa la vigencia de su legado e ideas y pudimos conocer el Aula de estudio que ya lleva su nombre y en sus paredes algunos de sus pensamientos más conocidos.

En este emotivo evento que fue presidido por Juan Cayón, rector de la universidad de Nebrija y Manuel Villa-Cellino, presidente del Consejo Rector de la Universidad de Nebrija y de la Fundación Antonio de Nebrija subrayaron el papel del propio Santos Pastor, un profesional vinculado a esta entidad, no en vano ocupo los puestos de Secretario y Tesorero de la citada Fundación.
 “Siempre destacó por su conocimiento del mundo universitario y la prudencia de sus planteamientos”, escribe el propio Villa-Cellino en el libro conmemorativo editado para la ocasión y en que diez profesionales que conocen bien al homenajeado dibujan su perfil como profesional docente e investigador.

En el citado libro están los artículos de José Bono, expresidente del Congreso de los Diputados y compañero de Santos Pastor; la firma de Maria Emilia Casas, expresidenta del Tribunal Constitucional y Catedrática de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social, de Cristina Jimenez, presidenta de FIDE y compañeros como Francisco Cabrillo, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid, Virginia Rosales, doctora en Economía e Instituciones y colaboradora de Santos Pastor en la puesta en marcha del Centro de Investigación del Derecho y Economía (CINDE), por solo citar algunos autores.

A lo largo del acto que precedió la presentación del Aula Santos Pastor escuchamos los testimonios de varios juristas que tuvieron la oportunidad de conocerle. En primer lugar tomó la palabra el profesor Eduardo López-Aranguren, que también escribe en dicha publicación, para glosar la figura del mencionado investigador.  Coincidió con Santos en la puesta en marcha de la Universidad Carlos III un proyecto que impulso Gregorio Peces Barba. En su intervención, descubrió su incipiente vocación por la abogacía, de 1975 a 1978 fue abogado laboralista en un periodo convulso para la historia de nuestro país”.

López-Aranguren valora notablemente una de sus obras “Ah de la justicia!:  Política Judicial y Economía”, editado por Cívitas en 1993 donde ya analizaba cuestiones que nos son hoy habituales, como el desajuste entre la oferta y la demanda de tutela judicial efectiva, cuestión estudiada por dicho investigador. Al mismo tiempo otra de sus preocupaciones fue el acceso a la justicia y el análisis de la desigualdad en sus diversas “Fue siempre un profesional que mostro su compromiso con la justicia, la libertad, la tolerancia y la igualdad, valores que pudimos ver en sus actos y trabajos como jurista”.

La economía aplicada al Derecho, línea de investigación de actualidad.

Por su parte, Juan S. Mora-Sanguinetti, destacó en su turno de palabra la vigencia de los trabajos del profesor Santos Pastor en la actualidad, así como de la necesidad de medir la justicia con una serie de indicadores “ahora se ha convertido en una línea de investigación importante desde la propia economía”, apuntó.

También comentó como el propio jurista homenajeado se había preguntado en sus estudios si era posible luchar contra la litigiosidad de la justicia desde una organización mejor de los recursos, sin tener que hacer más gasto. “Hay revistas que abordan este tema e instituciones como el Banco Mundial y la OCDE que ya hacen estudios de esta índole”, apuntó.

Para Eduardo Torres-Dulce, of counsel en Garrigues y ex fiscal general del Estado, “Santos Pastor fue uno de los mejores exponentes del positivismo, del conocimiento empírico de la realidad, obra que a lo largo de los años ha ido calando”. También recordó como los trabajos del citado jurista y los de Juan José Toharia, presidente de Metroscopia, presente por cierto en este evento, “me habían llevado a la necesidad de entender la importancia del dato en la propia Administración de Justicia”. Del perfil de este jurista destacó tres elementos complementarios “su humanidad, humanismo y ciencia”, claves para su trabajo investigador.

El acto concluyó con una visita al Aula Santos Pastor, un espacio académico que ya está operativo desde este jueves. La antigua aula 31, ubicada en la segunda planta pasa a tener el nombre del citado investigador. “En ella los jóvenes investigadores ya pueden acudir desde jueves a estudiar y donde muy previsiblemente se organizarán seminarios relacionados con la justicia y la economía. Las paredes de dicha aula están decoradas con frases y pensamientos de las obras del propio Santos Pastor. Todo un estímulo para estos jóvenes profesionales”, indica Manuel Villa-Cellino.
 
 




L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          












Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss