Menu

Los medios se hacen eco de las recomendaciones y conclusiones del Grupo Fide por un nuevo marco legislativo laboral


Fide convocó ayer a los medios al Acto de Presentación, donde hizo públicas las 55 conclusiones y recomendaciones del Grupo Fide, sobre una nueva ordenación legal consensuada del trabajo y de las relaciones laborales.




ABC, 29/12/2016
 
 
abc_29_dic_2016.pdf ABC 29 DIC 2016.pdf  (245.92 Kb)






 

Los expertos rechazan las medidas de estabilidad laboral - elEconomista.es
3 de diciembre de 2016

Los juristas expertos en el ámbito laboral destacan que los estímulos para lograr la estabilidad contractual "son inadecuados, están mal repartidos y funcionan mal". En este sentido, los laboralistas apuestan por el mantenimiento del contrato indefinido como modalidad ordinaria y típica del ordenamiento laboral, que proporcione esa fijeza en el empleo.

Accede al documento con la noticia:


 




"FIDE: Apuesta por el consenso legislativo laboral"
Accede al audio emitido en Capital Radio (103.2 FM), esta mañana, Arcadio García Montoro y Luis Vicente Muñoz 

ventajalegal_conclusiones_fide.mp3 VENTAJALEGAL-Conclusiones fide.mp3  (2.95 Mb)




Sector: Empleo y Seguridad Social
Parlamento: CORTES GENERALES
Área del Derecho: Laboral  Mercantil
Etiquetas: sindicatos  relaciones laborales  negociación colectiva  María Emilia Casas  fundación FIDE  Estatuto de los Trabajadores  empresa  despido  derecho laboral  contratación

Redacción
Parlamenta
2 Dic 2016

TRABAJO

Treinta y cinco expertos reclaman una reforma completa y pactada del Estatuto de los Trabajadores

El estudio dirigido por María Emilia Casas pide cambios de calidad técnica y consensuados frente a normas de emergencia

La estabilidad y eficacia del marco de relaciones laborales exige un pacto social por encima de las coyunturas políticas que defienda los derechos de los trabajadores y mejore la competitividad de las empresas. Así lo propugna el grupo plural e independiente de expertos reunidos por la Fundación FIDE después de un año de trabajo y reflexión.

La Fundación FIDE, para la Investigación sobre el Derecho y la Empresa, ha publicado el estudio "Por un nuevo marco legislativo laboral" con 55 conclusiones y recomendaciones al Gobierno, los sindicatos y las organizaciones empresariales para reformar las leyes en el ámbito del trabajo y la empresa de forma pactada.

FIDE ha desarrollado esta investigación de fondo a lo largo del último año reuniendo para ello a un grupo de treinta y cinco expertos dirigidos por María Emilia Casas, presidenta emérita del Tribunal Constitucional y Catedrática de Derecho del Trabajo, y en el que figuran catedráticos, magistrados, abogados, altos cargos de la Administración, sociólogos, economistas y directivos de empresa.

La primera y más general de las recomendaciones que contiene el documento es la de alcanzar un pacto político para reformar de forma sistemática y en profundidad el marco de relaciones laborales para dotarlo de estabilidad y confianza. Los expertos no se adentran en el ámbito de la Seguridad Social.
El documento reclama una reforma completa del Estatuto de los Trabajadores con nueva estructura y contenidos, adecuados al nuevo entorno tecnológico digital y a los nuevos procedimientos de resolución de conflictos colectivos.

En el capítulo relativo a la contratación, el estudio subraya la necesidad de que los contratos respondan siempre a causas precisas y ciertas, y se afirma que ni la estacionalidad ni la especialización productiva española justifican el alto número de contratos temporales, de muy escasa duración en un elevado porcentaje, ni el uso abusivo del encadenamiento de contratos temporales.

En especial, dice el documento es preciso revisar la incoherencia que provoca el uso de la contratación temporal en el sector público y por las Administraciones públicas, debiendo modificarse la regulación legal al respecto, teniendo, en cuenta, entre otros extremos, las exigencias derivadas del Derecho de la Unión Europea.

Por ello, los expertos piden incorporar a la legislación laboral fórmulas efectivas y eficaces de control y disuasión de ese uso indebido de la contratación temporal acausal.

En el mismo capítulo se examinan las políticas de empleo y se concluye que "los incentivos económicos a la contratación, en su variedad de formas, no se han revelado eficaces, con fuertes sospechas de peso muerto y mero efecto sustitutivo o desplazamiento".

El grupo FIDE propone la supresión de las múltiples mal denominadas “modalidades contractuales” meramente coyunturales y cristalizadas en torno al establecimiento de bonificaciones en sede teórica para facilitar la contratación de trabajadores.

Por otro lado, se  considera prioritaria la recuperación de la autonomía de la negociación colectiva con la finalidad de que mantenga altos índices de cobertura de las condiciones de trabajo, con potenciación de los acuerdos marco.   Y para el supuesto de que se estableciese el principio de especialidad o de preferencia aplicativa del convenio colectivo de empresa "deberían incorporarse garantías para su utilización adecuada tomando en consideración elementos como, entre otros, el respeto a la autonomía colectiva, el tamaño de la empresa y la legitimación sindical en la negociación colectiva de empresa".

Otro de los capítulos de conclusiones valora la necesidad de mecanismos efectivos de flexibilidad interna negociados y de su utilización adecuada, en beneficio del empleo y de su calidad, frente al recurso empresarial a la contratación temporal y al ajuste del empleo. A estos efectos, el uso de sistemas de solución extrajudicial de conflictos en estos procedimientos puede ser especialmente eficaz cuando se produzcan discrepancias o bloqueos en la negociación.

El documento proporciona  también varias conclusiones sobre la ineficacia de las normas actuales contra los despidos disciplinarios falsos, los despidos colectivos y la necesidad de reformar el despido económico en el marco de la legislación europea.
Los expertos del grupo  FIDE consideran también que "la regulación legal del proceso (o procesos) para el ejercicio del control judicial es ineficiente y provoca incertidumbres e inseguridades innecesarias" , y que  "el mismo órgano judicial debe conocer de las impugnaciones colectivas del despido colectivo y de la litigiosidad individual derivada del mismo".

También se recomienda  considerar el modelo representado por el fondo de capitalización austríaco u otras fórmulas y experiencias similares, incluido, en su caso, la posible recuperación de la actuación del Fogasa en relación con la PYMES.  Y se explica que la solución actual de imponer aportaciones al Tesoro Público a las empresas con beneficios en los despidos colectivos de los trabajadores de mayores de 50 años debe revisarse por producir, en algún caso, efectos contrarios a los deseados.

Finalmente, el estudio profundiza en la representación y participación de los trabajadores en la empresa, defendiendo el “doble canal de representación” de los trabajadores en las empresas y centros de trabajo de modo que las funciones de negociación colectiva, de conflicto y de huelga se atribuyesen en exclusiva a los sindicatos, correspondiendo a los comités de empresa y delegados de personal (tal como sucede ya en la actualidad respecto de los órganos de representación de los funcionarios públicos) los derechos de información y consulta sobre el ejercicio del poder de organización empresarial y sus efectos laborales y derechos de participación en la gestión de las empresas.
 

Julio Fernández López
Editor
Pulso Parlamentario S.L.





L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          












Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss