Menu

Plataformas electrónicas: los nuevos “lugares” del mundo digital, por Teresa Rodríguez de las Heras


Las plataformas son hoy el modelo organizativo predominante en la economía y la sociedad digitales para una multitud de actividades sociales, culturales, políticas, educativas o puramente económicas




De un mundo digital sin “lugares” a una economía de plataformas

La revolución del transporte acortó las distancias y permitió al ser humano superar las limitaciones del espacio para desplazarse y desplazar los bienes de un lugar a otro de forma cada vez más eficiente. La extraordinaria revolución de la tecnología digital ha permitido además controlar las coordenadas temporales. Interactuar sin las restricciones del espacio y sin la necesidad de recorrer la distancia que separa a emisor y receptor; acceder de forma prácticamente inmediata a contenidos, servicios y bienes; y, sobre todo, crear una memoria colectiva, en permanente construcción.
 
La progresiva consolidación del mundo digital venía, por eso, mostrando un espacio sin lugares, sin tiempo, paralelo a un mundo físico sujeto inevitablemente a las coordenadas espacio-tiempo.
 
Sin embargo, las necesidades de la sociedad actual han marcado la evolución hacia una nueva transformación del mundo digital. Las plataformas son hoy el modelo organizativo predominante en la economía y la sociedad digitales para una multitud de actividades sociales, culturales, políticas, educativas o puramente económicas. Constituyen, en definitiva, la nueva “arquitectura” del mundo digital. Una nueva arquitectura que ha impulsado y facilitado la emergencia, el desarrollo y la consolidación de negocios innovadores y modelos disruptivos. Las diversas formas de economía colaborativa, los modelos más innovadores de Fintech, las plataformas de financiación participativa en todas sus modalidades, los mercados electrónicos, o las plataformas educativas, entre otras múltiples modalidades, son reflejo del potencial y de la versatilidad de las plataformas como arquitectura del mundo digital. Las plataformas crean mercados, facilitan el acceso a servicios, centralizan recursos, reducen costes de transacción y generan confianza.
 
Nuestra vida digital se desarrolla hoy casi enteramente en plataformas. Por eso, resulta sugerente pensar que son los nuevos “lugares” donde se desarrolla la vida social y cultural, la actividad económica y empresarial, la creación, la innovación y la participación en el mundo digital.

Las plataformas como generadoras de confianza

Ante la extraordinaria expansión de las plataformas como modelo organizativo para la sociedad digital, es inevitable preguntarse por las razones de este éxito. Las plataformas son, en realidad, una solución ante la incertidumbre, una fórmula para generar confianza. Veamos cómo y por qué.
 
Las plataformas tratan de crear una comunidad digital y emular así un sistema jurídico. Para ello, una plataforma crea un entorno donde la comunidad de usuarios desarrolla la actividad objetivo (interacción social, compraventa, licencia, creación colectiva, intercambio, acceso a contenidos, etc) sujeta a reglas comunes y predeterminadas (reglas o políticas de la plataformas), bajo un sistema de supervisión (centralizado en el operador o descentralizado mediante sistemas de denuncia y notificación por los usuarios) para detectar infracciones (política de infracciones y sanciones de la plataforma), y con un mecanismo de resolución de disputas (generalmente ODR – Online Dispute Resolution). Adicionalmente, para reforzar la sensación de comunidad, se implementan variados sistemas reputacionales, de opinión, de revisión, de rating y de recomendación.  De este modo, las plataformas intentan dotar a la actividad digital de un “lugar” que genera confianza, previsibilidad y certidumbre.
 
Como si de sistemas jurídicos privados se tratara, las plataformas buscan suplir las insuficiencias de los sistemas jurídicos tradicionales, que se muestran inadecuados para proteger eficazmente los intereses y resolver con agilidad suficiente los conflictos que surgen en la actividad digital. A tal fin, las plataformas tratan de emular un sistema jurídico con un entramado de contratos con los que articulan la regulación, la supervisión, la resolución de disputas y la creación y preservación de la reputación.
 
Esta es la enorme fuerza de atracción de las plataformas como modelo organizativo para crear valor y generar confianza.

Las plataformas en la construcción de un Mercado Único Digital

Entender que la economía y la sociedad digitales se basan hoy en esta nueva arquitectura que confieren las plataformas es, por eso, esencial para aprovechar su potencial y detectar y prevenir sus riesgos. De ahí que, en su estrategia para la creación y consolidación de un Mercado Único Digital en Europa, la Comisión Europea haya percibido el papel fundamental de las plataformas para crear valor y generar confianza en la sociedad digital. Por ello, en su Comunicación Las plataformas en línea y el mercado único digital
Retos y oportunidades para Europa,
la Comisión Europea advierte que es esencial que Europa cuente con un marco normativo idóneo para atraer, retener y fomentar la emergencia y expansión de plataformas en el mercado único
 
Bajo el modelo de plataformas, las oportunidades se proyectan sobre sus dos dimensiones. De un lado, la propia emergencia de nuevas plataformas representa una fuente de innovación, de crecimiento económico y de empleo. Es el lado del operador de la plataforma. Fomentar su creación desde Europa es un objetivo. De otro lado, el acceso a una plataforma constituye para el usuario acceso a nuevos mercados y clientes – el 42% de las pequeñas y medianas empresas en EU según Eurobarómetro recurrirían a plataformas para vender sus productos y servicios -, exposición global, visibilidad y alcance. Es el lado de los usuarios, empresas de cualquier dimensión, pero especialmente las de tamaño más modesto, que encuentran en las plataformas una vía de entrada a mercados, servicios y clientes, un escaparate de exposición global, una herramienta de publicidad, un entorno de cooperación y agregación de fuerzas y poder de negociación, un medio para compartir recursos y reducir costes de transacción. En definitiva, la pertenencia a una comunidad puede ser absolutamente esencial para competir en el mercado mundial.
 
Esta constatación significa también que se traban relaciones de fuerte dependencia entre los usuarios, que desarrollan sus negocios, y las plataformas. Este desequilibrio, especialmente, con plataformas de escala global, puede dar lugar a situaciones indeseadas, prácticas comerciales desleales, o falta de transparencia en las relaciones entre la plataforma y las empresas usuarias que lastra el potencial innovador de las plataformas. Con el fin de crear un entorno equitativo, sostenible, y de confianza, en abril de 2018 la Comisión presentó la propuesta de Reglamento de la UE sobre equidad y transparencia en el comercio de plataformas en línea y el 13 de febrero de 2019, el Parlamento, el Consejo y la Comisión alcanzaron un acuerdo político al respecto. De igual modo, la Comisión ha creado el Observatorio de la Economía de las Plataformas Electrónicas, compuesto por un grupo de expertos independientes y un equipo dedicado de funcionarios especializados de la Comisión para asistir a la Comisión en la evolución del sector mediante la observación del mercado, el seguimiento de prácticas potencialmente perjudiciales y la recomendación de políticas y estrategias regulatorias.
 
Un esfuerzo por entender la nueva arquitectura de la sociedad digital y adecuar la respuesta normativa a una economía de plataformas.

Teresa Rodríguez de las Heras Ballell

Es profesora titular de Derecho Mercantil en la Universidad Carlos III de Madrid. Miembro del Grupo de Expertos del EU Observatory on the Online Platform Economy y miembro del Grupo de Expertos sobre Responsabilidad y Nuevas Tecnologías (New Technologies formation) de la Comisión Europea

Artículo publicado originalmente en el Blog de Fide de El Confidencial




L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    











Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss