Menu

Reflexiones a propósito de la crisis sanitaria II

Reflexiones Sociedad Civil. Madrid, 25/3/2020.-,


Construyamos mañana un modelo de gobernanza global en el que revaloricemos lo público, como garante del bienestar de todos, y en el que impulsemos el valor social de la empresa.



Con el transcurso de los días en confinamiento y en la batalla permanente contra el COVID19, afloran los pensamientos. 
 
El primero de los míos va dirigido a las personas mayores, colectivo de especial vulnerabilidad frente a la crisis de salud pública y al que pertenece la mayoría de víctimas mortales de la misma. Sufrieron en su infancia la posguerra y la dictadura franquista sin las oportunidades de proyección y formación de las que hoy disfruta la juventud. Levantaron con su civismo un valioso régimen de libertades y bienestar del que aún nos valemos. Se convirtieron para numerosas familias, de forma inesperada, en la red de protección social durante la recesión posterior a 2008.
 
Ahora, en muchos casos desde la soledad y en otros desde la incomprensión, afrontan un riesgo sanitario de primer orden que les exige para su supervivencia, precisamente, el aislamiento y la distancia respecto de sus seres queridos. Es el ejemplo de dignidad y de superación de esa generación el que debe inspirar a la mía para la creatividad, la energía y el aplomo necesarios para hacer frente a la emergencia.
 
También tengo pensamientos para mi generación. Es esa que nació en el contexto de un progreso irrefrenable que pronto se revelaría como un falso espejismo. Las amenazas globales que se materializaron el 11S y el 11M supusieron un nuevo paradigma. La promesa de un futuro de estabilidad económica se desmoronó con el colapso financiero de 2008, que depararía unos primeros empleos efímeros y en condiciones precarias. Hoy es claro que la pandemia supondrá, nuevamente, un cambio de ciclo político y social al que deberemos hacer frente.
 
El reto inmediato para esta generación será combatir el autoritarismo y el repliegue nacional, de fácil cultivo en circunstancias como las que vivimos, y profundizar en un pensamiento multilateral y no unilateral, global y no nacional. El desafío será asegurar la supervivencia y el fortalecimiento del proyecto de integración europea, como ya lo hicieron nuestros padres y madres hace una década, cuando el derrumbamiento económico lo puso en cuestión.
 
Hoy, la contribución social que se exige a la mayoría de los jóvenes es únicamente el alejamiento social y la reclusión. Sin embargo, más pronto que tarde llegará el verdadero momento de rendir tributo a nuestros mayores y afrontar los embates que plantee el postCOVID19. 
 
Construyamos mañana un modelo de gobernanza global en el que revaloricemos lo público, como garante del bienestar de todos, y en el que impulsemos el valor social de la empresa. Fortalezcamos las soluciones cosmopolitas abandonando aquellas guiadas por el aislacionismo y, en definitiva, reconozcamos a nuestros abuelos y abuelas preservando el Estado de Derecho y el régimen de derechos y libertades que forjaron.
 
 


Madrid, 25/3/ 2020.-

Javier Alemán Uris

Reflexiones a propósito de la crisis sanitaria II
Jurista y politólogo.
Asesor en el Ministerio de Justicia.




L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          












Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss