Menu

Reflexiones sobre la pandemia

Reflexiones Sociedad Civil. Madrid, 21/4/2020.-


Aunque no resulte sencillo, nuestros planteamientos deben ir encaminados hacia la superación y la fortaleza, a repensar nuestras vidas y sociedades para hacerlas mejores.



Las semanas de confinamiento tras la declaración del Estado de Alarma se suceden, y cada vez resulta más difícil afrontar el aislamiento y la distancia social. Somos conscientes de que actualmente es la única medida posible a nuestro alcance para mitigar la propagación de la COVID-19 junto con la higiene y la protección personal, pero las consecuencias psicológicas y emocionales ya se están haciendo visibles en los hogares y en la sociedad. 
 
Muchísimas personas experimentan en primera persona o en su entorno cercano el sufrimiento y la enfermedad provocados por la COVID-19, y el no haber podido acompañar a sus seres queridos en el último momento de su vida. Nuestro recuerdo debe estar siempre con ellas. Muchas otras sufren la tensión de la convivencia forzada, el cambio drástico de rutinas, la incertidumbre y el miedo ante la situación actual y ante el futuro tras el confinamiento. La brecha social, los diferentes contextos socioeconómicos y las situaciones de vulnerabilidad en los confinamientos acentúan aún más su dureza.
 
Reflexionar sobre el presente y el futuro de nuestras vidas, nuestras familias y sociedades en confinamiento y en un contexto de tanta complejidad acrecienta la negatividad personal y social. Y aunque no resulte sencillo, nuestros planteamientos deben ir encaminados hacia la superación y la fortaleza, a repensar nuestras vidas y sociedades para hacerlas mejores.
 
Tenemos que aprender y enseñar a gestionar el bienestar y la felicidad, pero igualmente la infelicidad y la incertidumbre porque ambas forman parte de la vida. Como personas buscamos y necesitamos respuestas, agarrarnos a elementos que nos aporten certidumbre, incluso si no la hay. Y algo tan humano puede llevarnos a aferrarnos a una búsqueda de culpables, a odios y fanatismos que acentúen aún más la depresión social y la tensión durante y tras la crisis. Con todas nuestras fuerzas como sociedad debemos evitarlo.
 
Pero esta época de reflexión personal y social puede también llevarnos a revisar nuestros patrones de vida, sobre la educación y cuidados de nuestras hijas e hijos, el cariño y atención hacia nuestros mayores, el tiempo de calidad que dedicábamos a las personas que más nos importan. Reflexiones, también, sobre la sociedad que teníamos y sobre la que queremos, donde la comunidad y lo público primen sobre lo estrictamente personal, donde volvamos a conocer y preocuparnos por nuestras vecinas y vecinos, donde las personas importemos por encima de todo. Donde las vidas humanas, su dignidad, sus derechos y el acceso a servicios públicos de calidad sean lo prioritario.
 
La Fundación para la Investigación sobre el Derecho y la Empresa (Fide) seguirá trabajando para que una sociedad más justa sea posible, y para salir juntas y juntos de esta crisis sanitaria, social y económica.
 


Madrid, 21/4/2020.-

Francisca Sauquillo

Presidenta de Movimiento por la paz.
Presidenta, Consejo de Consumidores y Usuarios de España (CCU).

Nota



En la misma Sección
< >

Martes, 25 de Agosto 2020 - 16:25 Despedida




L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        












Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss