Menu

Ser mujer y artista en España, ¿una prueba de supervivencia?


El pasado 7 de Noviembre, la Fundación Fide organizó una sesión con el objetivo de analizar, desde un punto de vista objetivo y no de victimización, cuál ha sido el papel histórico y la situación actual de las mujeres artistas en España.



La sesión, con un público muy concurrido, comenzó con unos datos preocupantes que apuntó la moderadora de la mesa, Laura Sánchez Gaona, abogada especialista en arte: Según el Informe ARCO 2018 de la Asociación MAV (Mujeres en las Artes Visuales) ampliamente representada en la sesión,  en la última edición de ARCO Madrid sólo 84 de 1.323 artistas eran mujeres y españolas, es decir un 6% del total de artistas. Por otro lado, la periodista Marina Velasco publicó en el HUFFPOST  que “de las 1.160 pinturas expuestas en el Museo del Prado, sólo hay seis realizadas por mujeres, según el Área de Comunicación del museo. Sólo tres pintoras tienen el honor de formar parte de su colección. Son la renacentista italiana Sofonisba Anguissola , la flamenca Clara Peeters  y la artista italiana barroca Artemisia Gentileschi. Tristemente, el Museo del Prado no es ninguna excepción. "Las mujeres conforman el 60% de estudiantes de Artes y Humanidades y, sin embargo, tan sólo el 13,7% de las obras que se exponen en galerías tienen firma femenina”.

Datos como estos hacen preguntarse  el por qué de esa baja visibilidad de las artistas españolas en el circuito institucional y comercial español. ¿Es una cuestión de educación, política, historia, mercado..?

Para ello una representación inmejorable de profesionales de las artes visuales y del mundo audiovisual en España, con diversos perfiles,  trataron de dar respuestas desde su experiencia y propiciaron un emotivo debate en el que los asistentes participaron activamente aportando su ideas, preguntas, algunas de ellas controvertidas para nuestras instituciones culturales como las relativas al número de obras realizadas por artistas mujeres españolas que adquieren y exponen los museos más importantes, y en algunos casos incluso algunos participantes expresaron sus quejas ante la invisibilidad de muchos y muchas artistas y la desigualdad de género en las artes visuales.

Se hizo también mención expresa a las previsiones específicas que contiene el artículo 26 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres (“Ley de Igualdad”) para el sector de la creación y la producción artística e intelectual, y su cumplimiento efectivo hoy día. Preguntado al respecto el letrado y crítico de arte Rafael Mateu de Ros, expresó la excesiva generalidad del artículo 26, en el que se diseña un marco de actuación pero al que le falta concreción y ejecutoriedad, así como el refuerzo del régimen sancionador ante el incumpliento.

Desde FIDE esperamos que este coloquio trascienda, continúe en nuevos encuentros y aporte un granito de arena para mejorar la situación de las artistas visuales españolas, ya que es evidente que es que no es cuestión de talento.

A continuación resumimos brevemente los contenidos de las intervenciones de las ponentes de la mesa redonda:


Marina Núñez

Artista y doctora en Bellas Artes, profesora titular de pintura en la Facultad de Bellas Artes de Vigo.  Marina abordó el ámbito de la docencia e investigación. Manifestó su sorpresa al constatar cierto estancamiento de los discursos feministas: algunos de los conceptos y problemas que ya se barajaban en numerosos ensayos feministas en los 80-90, como el del sujeto político del feminismo, se reeditan ahora inalterados. También se preguntó si, en las ahora más numerosas noticias sobre feminismos, no se proponen temas y nomenclaturas aparentemente novedosos (como las 4 olas del feminismo, las últimas ya duran pocos años), pero que no responden realmente a cambios estructurales en la situación social y en los discursos críticos feministas, sino a cuestiones de marketing periodístico. Celebrando, eso sí, que el feminismo sea ahora mucho más aceptado, especialmente por las mujeres jóvenes, y la repercusión y alianzas gracias a las redes sociales.

En cuanto a la docencia universitaria, todos conocemos las cifras: un 70% de estudiantes de BBAA e Historia del Arte son mujeres, pero en todos los niveles de profesionalización la situación se revierte, y solo consiguen permanecer en las diferentes profesiones del sistema del arte contemporáneo un 30% de mujeres.

María Bisbal

Artista plástica, pintora de retratos y cofundadora de Artehabitado. En su intervención se remitió a los autorretratos de las mujeres artistas para ver desde dos puntos de vista: la mujer productora y la mujer como representación y así conocer cuáles eran sus dificultades para ejercer la profesión de artistas. Entre otras, nos encontramos que el peso de la familia y la maternidad, como ocurre en el resto de trabajos, impedía a las mujeres dedicarse al arte, también en la actualidad la maternidad aparta a las mujeres de esta profesión por no poder dedicar todo el tiempo, dinero y esfuerzo que exige el Arte. También nos encontramos que aunque algunas mujeres pintoras entraron en la fundación de las academias de arte del siglo XVIII, el momento en el que se estructura la actividad artística no fue hasta principios del siglo XIX, cuando se las admitió en pleno derecho en estas Academias, no siendo posible que pintaran desnudos del natural y relegándolas a lo que se consideraba artes menores.- no obstante María se cuestiona que las mujeres artistas simplemente se conformaran con que los hombres les impidieran pintar desnudos y cree interesante investigar sobre las vías que debieron encontrara para hacerlo-. Conocer la historia es importante, no sólo para reescribirla desde una perspectiva feminista sino porque son necesarios los referentes de mujeres artistas para las actuales generaciones de artistas.

Semíramis González

Comisaria independiente, directora artística de las ferias JustMAD (Madrid) y JustLX (Lisboa). Semíramis centró su intervención en los proyectos que abordan la igualdad desde el punto de vista del comisariado, cómo visibilizar a las mujeres artistas en los proyectos artísticos con instituciones, galerías, etc. Incidió en la necesidad de fomentar el coleccionismo de mujeres artistas, la implicación de las ferias en favorecer más presencia de mujeres artistas, y en las complicaciones que surgen especialmente a partir de los 35 años para conciliar y poder vivir del arte. Recordó la necesidad de cumplir de forma efectiva con las premisas de la Ley de Igualdad, en instituciones y ferias de arte, incluídos los órganos de decisión, tal y como se hace en ferias como JustMAD. Semíramis se mostró claramente a favor del sistema de cuotas y rechaza la frecuente alusión al concepto de “calidad” cuando se se habla de este asunto. Todos, hombres y mujeres deben implicarse en que nuestra sociedad sea realmente democrática, y ello pasa por favorecer la igualdad de derechos. 

Pilar Serra

Galerista de arte contemporáneo y comisaria. Directora de la galería Pilar Serra. Pilar incidió en la dificultad de ser artista – hombre o mujer- en España,  ya que es difícil vivir de ello -sólo un 15 % lo hacen- y lo escasamente reconocido que está por la sociedad, por lo que si añadimos la dificultad de ser mujer, en la que recaen siempre más responsabilidades, la maternidad, etc., es una dedicación realmente complicada. Se refirió a la escasa representación de la mujer en puestos relevantes en el mundo del arte y de la cultura: es necesario que la mujer ocupe puestos de dirección de museos importantes, instituciones de relieve, jurados para los premios más importantes, direcciones de periódicos, de informativos, etc. y también que muchas más mujeres se dediquen a coleccionar arte, porque sin duda confiarían más en las obras de artistas mujeres. Los coleccionistas a veces recelan de la futura carrera de las artistas jóvenes, pensando que probablemente abandonarán.  El problema de las artistas ha sido siempre su escasa visibilidad, siempre han estado en menor número en exposiciones, museos, premios, ferias y también en galerías. Y esto está ocurriendo aún ahora, en las galerías, tras una visita a sus páginas web, nos encontramos que las mujeres son la cuarta parte o como mucho un tercio, de los artistas representados. Esto es consecuencia de que los galeristas a la hora de elegir a nuestros artistas lo hacemos descubriéndolos en premios, ferias, exposiciones institucionales, etc. Ellas son menos arrogantes o menos audaces a la hora de presentar su obra en una galería, con lo que al final es la obra de los artistas hombres la que vemos con mayor frecuencia. También es necesario que la obra de una mujer tenga el mismo precio que la de un hombre en circunstancias similares.

Ángeles González-Sinde

Guionista y directora de cine. Ministra de Cultura entre 2009 y 2011. Ángeles comenzó aclarando que no todas las mujeres somos iguales ni todas las mujeres somos feministas ni tenemos la misma estrategia, pero se ha producido un gran cambio recientemente porque nos hemos mirado unas a otras y hemos reconocido un territorio común de conflictos. En las artes y en la cultura hay mucho poder, el poder del relato, quién cuenta el cuento, poder que todavía está muy debatido. Por eso sigue habiendo por ejemplo un 12% de mujeres directoras de cine, en un sector profesional atrasado respecto a otros en estos aspectos. Para que ahora esté floreciendo todo este movimiento -y aquí reconoció ser partidista-  hubo unas legislaturas socialistas en las que se aprobaron con mucho debate leyes como la ley contra la Violencia de Género y la Ley de Igualdad y gobiernos con una alta representación femenina. Esos cambios por tanto se promueven desde la política; la política sirve, tiene capacidad y músculo para conocer el territorio, para que la sociedad civil tenga voz.

Volviendo a la comparación con el sector audiovisual Ángeles explicó que la mujer cineasta tiene más dificultad para ser vista como una líder, como una voz autorizada. Y si hablamos de contenidos, el cine y las series españolas se han vuelto muy anticuadas, incluso en comparación con las de los años 80: hay muchos menos personajes mujeres de diversos perfiles que en la vida real: abogadas, médicas, jueces, policías, etc.
Hay que plantearse qué estamos enseñando a nuestros hijos e hijas, cómo movilizar a las niñas para que sean mujeres narradoras, que quieran contar el cuento.
En la actualidad hay incentivos en el Ministerio de Cultura para el sector audiovisual a través de premios, sistemas de puntos, etc. Pero falta mucho por hacer, hay que cambiar el ecosistema para cambiar los resultados. 

María José Magaña

Presidenta de la Asociación MAV, responsable de artes visuales del Instituto Cervantes. MAV comenzó su presentación con el vídeo sobre la Bienal de Mujeres en las Artes Visuales-2018,  que sirve a modo de reflexión para la propia asociación, al mismo tiempo que lanza una serie de preguntas a la ciudadanía sobre si tiene sentido una bienal solo con artistas mujeres, o si pueden decir de manera espontánea a qué mujeres artistas conocen o si son suficientemente visibles. Nos parece una manera adecuada de plantear si todavía son necesarias estrategias para dar visibilidad a las mujeres del mundo del arte,  puesto que todavía no podemos decir que la sociedad sea igualitaria,  y que las mujeres participemos al menos en el 50% que nos corresponde. No solo pagamos impuestos, queremos participar en la toma de decisiones y en la responsabilidad de cambiar y hacer evolucionar al sistema patriarcal. Desde la asociación MAV –Mujeres en las Artes Visuales- formada por más de 500 socias, entre gestoras, artistas, galeristas, investigadoras, comisarias, docentes, etc., de todo el territorio español, tenemos el empeño de desvelar la desigualdad y el incumplimiento de la ley, a través de varias líneas de trabajo como la puesta en marcha de un Observatorio desde el que generamos informes con datos reales y contrastados, como en Operación Ferias de arte, datos de la presencia de las mujeres artistas en los museos, etc., también se generan manifiestos, denuncias y adhesiones para reivindicar las buenas prácticas en las instituciones públicas; así como acciones como la Bienal antes mencionada, el Foro MAV de reflexión y debate, que realizamos en años alternos, los Premios MAV para destacar la trayectoria profesional de una galerista, artista, gestora, investigadora y un proyecto de menos de 35 años, la Revista on-line M arte y cultura visual, el asesoramiento y participación en mesas sectoriales y consejos de cultura a nivel local, regional y estatal, labores educativas y de concienciación mediante talleres, participación en cursos y másteres, organización de tertulias, acogida de estudiantes en prácticas, etc. Al mismo tiempo hacemos una labor con objeto de mejorar la profesionalización y difusión del trabajo de nuestras socias, creando redes de sororidad y de intercambio de conocimiento y experiencias. Para MAV es fundamental complementar la Ley de Igualdad de 2007 con una serie de pautas que obliguen al cumplimiento, recurriendo a medidas correctoras y punitivas en caso de incumplimiento sobre todo de las instituciones públicas, que deben dar ejemplo de igualdad, inclusión, transparencia y democracia. 

La moderadora cerró la sesión con una reflexión de la artista Dorothea Tanning, artista surrealista que se rebeló contra el patriarcado, cuya exposición en el Museo Reina Sofía se puede visitar hasta el 7 de enero :
 
“Mujeres artistas: no existe tal cosa- o persona. Es una contradicción en sus términos, al igual que hombre artista o elefante artista. Puedes ser una mujer y puedes ser una artista, pero lo primero viene dado y lo otro eres tú” 

Eco en prensa





L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            











Semblanzas Fide

Síguenos en redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube Channel
Rss