Menu
BLOG DE LA FUNDACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL DERECHO Y LA EMPRESA




La crisis bancaria se ha cebado en las capas de población más desfavorecidas. Y esta semana el  Financial Times ha publicado un video donde aparece una curiosa iniciativa para ayudar a las familias pobres muy endeudadas. Se trata de imprimir unos “billetes” emitidos por unos artistas  con los que se obtiene  dinero real  con el que se ayuda  a pagar las deudas de las familias del barrio. Es evidente que, mientras subsista el sistema actual, las iniciativas solidarias son imprescindibles para suavizar los efectos distributivos perversos que tienen las crisis bancarias.

Pero si hoy traigo al Blog ese video es  porque en el mismo  también aparece Ann Pettifor  criticando la propuesta de que el dinero sea creado por los bancos centrales en vez de por los bancos privados. Por lo que dice en el vídeo, alguno pudiera pensar que Pettifor es de “derechas”, cuando su ideología es claramente de izquierda. Ella defiende  mantener el sistema bancario actual pero considera que se convertiría en virtuoso si las autoridades públicas “guiasen” a los bancos,  diciéndoles a que actividades deben prestar. 

Hace unos años Pettifor publicó una nota explicando por qué está en contra de las propuestas de Martin Wolf y de Positive Money, a los que  acusaba de ser liberales, de parecerse a Margaret Thatcher,  Milton Friedman, la escuela austríaca, el patrón oro, el programa de Chicago, etc.  Positive Money le contestó explicando que  las reformas de Dinero Seguro tienen unas consecuencias sociales muy positivas pero que no tienen ideología política alguna. Una vez establecido el nuevo sistema, los distintos gobiernos podrían seguir  orientando el gasto y sus regulaciones hacia aquellos grupos que quieran favorecer.

Cito este párrafo de ese artículo de Andrew Jackson :
“En este breve artículo, quiero argumentar que la reforma bancaria del tipo defendido por Positive Money es inherentemente apolítica. De hecho, en cierto sentido, la propuesta de reforma puede considerarse como un simple cambio legal. Una vez que se ha logrado este cambio, hay diferentes opciones de políticas disponibles que lo harían más atractivo para los comentaristas de izquierda o de derecha respectivamente.”

Es importante tener claro que la propuesta de que el dinero debe dejar de ser creado por los bancos privados no tiene ideología política. O, si se prefiere, trata de establecer un sistema que puede  ser defendido por cualquier ideología. Es  una reforma del sistema monetario y bancario de la que se derivan unos beneficios de mayor estabilidad y eficiencia que mejoran la situación de todos. Es una reforma institucional, del tipo de la de separar los jueces de los gobiernos, o la de que los impuestos se aprueben en los parlamentos o la defensa de la libertad de expresión. Son avances "sistémicos" que no van ni a favor ni en contra de ninguna ideología política. Cualquiera que sea el gobierno, cualquiera sea su ideología, podrá llevar adelante sus políticas disponiendo de  un sistema económico y financiero más estable y eficiente.





La semana pasada se ha publicado  el documento “Central Banking For All: A Public Option For Bank Accounts”  de Morgan Ricks, John Crawford, y Lev Menand.
Es un programa de reforma monetaria que  puede consultarse en la web “ The Great Democracy Initiative” , muy cercana al Partido Demócrata norteamericano. Esta proximidad es interesante porque, hasta ahora, todas  las propuestas de reformas radicales de la creación de dinero  se habían producido lejos de los partidos tradicionales. En este caso, dos de sus autores trabajaron en el Departamento del Tesoro en la anterior Administración Demócrata.

Este documento tiene también  interés  porque Morgan Ricks, autor del libro   “The Money Problem: Rethinking Financial Regulation”   siempre fue crítico con la regulación  actual, pero   era bastante escéptico con las propuestas similares al “Full Reserve Banking”. Sin embargo ahora, y junto a los otros autores, hace una enérgica defensa  de un sistema basado en las cuentas corrientes en la Reserva Federal.

En un documento relativamente breve- 12 páginas- sus autores explican en qué consiste su  “Fed Account Proposal” y además exponen sus beneficios e  implicaciones estructurales. Finalmente dan cuenta de  ocho posibles objeciones pero concluyen diciendo  que “ninguna de estas criticas tiene la suficiente entidad para disminuir los enormes  beneficios de la reforma propuesta”.

Aprovecho este post para que el lector pueda acceder a  las diapositivas en español que  Carlos Arenillas utilizó en su presentación sobre "Reformas Monetarias" en la Universidad Carlos III.






15/06/2018


Positive Money es una organización sin fines de lucro que ha sido muy importante en la difusión de las críticas al sistema bancario actual. Fue creada en el Reino Unido hace ocho años y elaboró una propuesta de dinero seguro denominada Sovereign Money que ha servido como base de la propuesta Vollgeld  del referéndum suizo. Desde entonces fueron creándose numerosas organizaciones en el mundo similares a Positive Money y que se agrupan en el llamado International Movement for Monetary Reform.

Hoy Positive Money dedica la mayor parte de su trabajo a intentar mejorar el sistema actual tratando de hacerlo más equitativo, más transparente y más sensible a la sostenibilidad de la economía. Pero todavía en su web pueden encontrarse algunos de los documentos relativos a una reforma radical del sistema actual. Incluso se puede encontrar esta traducción al español de uno de sus documentos. En febrero de este  año, y en esta misma línea de intentar mejorar funcionamiento del sistema actual, ha creado Positive Money Europe.






El referéndum suizo sobre la propuesta de “Vollgeld”de dinero seguro ha llevado al debate público unas propuestas que hasta ahora estaban siendo estudiadas solamente por un número reducido de interesados en cambiar  el sistema monetario y en  liberalizar el mercado de crédito. El referéndum ha tenido un efecto muy positivo porque partidarios y contrarios de la propuesta han hecho un esfuerzo muy importante en trasladar a la opinión pública las ventajas y desventajas de sustituir el sistema actual de creación del dinero por los bancos privados por un sistema en que sea el Banco Central quien cree el dinero.

Pero el debate también ha excitado la propaganda, la simplificación de las propuestas, las deformaciones de las mismas, las mentiras, la venta de paraísos o la identificación del cambio con el suicidio o el infierno. Y es que la propaganda, inevitable en los debates políticos, no ayuda a  valorar ambos sistemas.

El referéndum ha tenido la virtud de aumentar el interés en esta cuestión pero ahora toca  pasar de la propaganda al estudio, que debe ser la guía que ayude a un cambio cuidadoso y tranquilo de lo que no es simplemente una mejora del sistema actual sino que es, nada menos, un cambio de sistema.

Por eso hoy recomiendo la lectura de una nota  de Ben Dyson y Jack Meaning del Banco de Inglaterra sobre como funcionaría la política monetaria en un sistema donde el dinero fuera creado por los bancos centrales. Esta nota es un resumen de un “working paper” de 36 páginas publicado por el Banco de Inglaterra  el mes pasado.





Martin Wolf es el “jefe” de los comentaristas económicos  del Financial Times y seguramente el mejor columnista de la prensa económica internacional. Ayer publicó un artículo respaldando la propuesta de dinero seguro (“Vollgeld Initiative”) que se someterá a referéndum en Suiza el próximo domingo.

El artículo se titula Por qué los suizos deberían votar a favor del “Vollgeld y resume algunos argumentos a favor de la propuesta de “quitar a los bancos el poder de crear dinero”. El principal argumento es el de librarse de los gigantescos costes que generan  las crisis bancarias. Muestra cómo, a pesar de los avances en la regulación bancaria, el apalancamiento de los bancos británicos es todavía equivalente a  20 veces su capital, lo que significa que “ si el valor de sus activos cayera algo más del 5% los bancos pasarían a ser insolventes”.

No es la primera vez que Martin Wolf propone separar el dinero de la creación de crédito. Lo ha venido repitiendo con frecuencia en sus artículos y lo planteó en su libro The shifts and the shocks que sigue siendo uno de los mejores libros que se han publicado sobre la crisis. En el artículo de ayer defiende repensar radicalmente el sistema de regulación de la banca  porque lo que hemos hecho hasta ahora para evitar las crisis no pasa de ser un “parche”.

Interesante.





1 2
Miguel A. Fernández Ordóñez
Miguel Ángel Fernández Ordóñez
Eduardo Martínez de la Fe
Miguel A. Fernández Ordóñez es Licenciado en Derecho y Economista del Estado. Ha sido Secretario de Estado de Economía, de Comercio y de Hacienda y Presupuestos, Presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia y de la Comisión Eléctrica (CSEN). Entre 2006 y 2012, período en el que se produjo la mayor crisis económica y financiera desde la Gran Depresión, fue Gobernador del Banco de España y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (ECB). Desde entonces imparte Seminarios sobre Política Monetaria y Regulación Financiera en la IEUniversity.


Objetivo del Blog

La Gran Crisis ha acarreado un aumento extraordinario de la regulación bancaria pero no ha modificado el sistema de creación de dinero. Algunos estudiosos, muy minoritarios, han propuesto pasar del sistema actual de creación de dinero frágil por parte de los bancos comerciales a un sistema de dinero seguro emitido por los bancos centrales, lo que, además, permitiría la liberalización de la actividad bancaria. El objetivo de este Blog es proporcionar información sobre estas reformas monetarias y financieras.

En el enlace superior se accede al apartado en la web de Fide donde recogemos los artículos y referencias que el Autor utiliza en este blog.



Noticias Fide