Menu
BLOG DE LA FUNDACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL DERECHO Y LA EMPRESA




El referéndum suizo sobre la propuesta de “Vollgeld”de dinero seguro ha llevado al debate público unas propuestas que hasta ahora estaban siendo estudiadas solamente por un número reducido de interesados en cambiar  el sistema monetario y en  liberalizar el mercado de crédito. El referéndum ha tenido un efecto muy positivo porque partidarios y contrarios de la propuesta han hecho un esfuerzo muy importante en trasladar a la opinión pública las ventajas y desventajas de sustituir el sistema actual de creación del dinero por los bancos privados por un sistema en que sea el Banco Central quien cree el dinero.

Pero el debate también ha excitado la propaganda, la simplificación de las propuestas, las deformaciones de las mismas, las mentiras, la venta de paraísos o la identificación del cambio con el suicidio o el infierno. Y es que la propaganda, inevitable en los debates políticos, no ayuda a  valorar ambos sistemas.

El referéndum ha tenido la virtud de aumentar el interés en esta cuestión pero ahora toca  pasar de la propaganda al estudio, que debe ser la guía que ayude a un cambio cuidadoso y tranquilo de lo que no es simplemente una mejora del sistema actual sino que es, nada menos, un cambio de sistema.

Por eso hoy recomiendo la lectura de una nota  de Ben Dyson y Jack Meaning del Banco de Inglaterra sobre como funcionaría la política monetaria en un sistema donde el dinero fuera creado por los bancos centrales. Esta nota es un resumen de un “working paper” de 36 páginas publicado por el Banco de Inglaterra  el mes pasado.





Martin Wolf es el “jefe” de los comentaristas económicos  del Financial Times y seguramente el mejor columnista de la prensa económica internacional. Ayer publicó un artículo respaldando la propuesta de dinero seguro (“Vollgeld Initiative”) que se someterá a referéndum en Suiza el próximo domingo.

El artículo se titula Por qué los suizos deberían votar a favor del “Vollgeld y resume algunos argumentos a favor de la propuesta de “quitar a los bancos el poder de crear dinero”. El principal argumento es el de librarse de los gigantescos costes que generan  las crisis bancarias. Muestra cómo, a pesar de los avances en la regulación bancaria, el apalancamiento de los bancos británicos es todavía equivalente a  20 veces su capital, lo que significa que “ si el valor de sus activos cayera algo más del 5% los bancos pasarían a ser insolventes”.

No es la primera vez que Martin Wolf propone separar el dinero de la creación de crédito. Lo ha venido repitiendo con frecuencia en sus artículos y lo planteó en su libro The shifts and the shocks que sigue siendo uno de los mejores libros que se han publicado sobre la crisis. En el artículo de ayer defiende repensar radicalmente el sistema de regulación de la banca  porque lo que hemos hecho hasta ahora para evitar las crisis no pasa de ser un “parche”.

Interesante.





Independientemente de su resultado, el referéndum  suizo del próximo 10 de junio ha abierto el debate sobre las ventajas y desventajas de contar con un sistema de dinero seguro creado por los bancos centrales frente al sistema actual de dinero frágil creado por los bancos privados.
 

Los argumentos a favor de la reforma están resumidos en las páginas 3 y 16 de la propuesta de Vollgeld (en inglés “Sovereign Money”):
The main advantage of this reform would be a fairer and more stable banking system:
 • The harmful build-up of over-indebtedness in the economy would no longer be a necessary byproduct of the system, therefore making banking crises less likely.
 • Money would no longer ‘disappear’ in a major banking crises (where several large banks go bankrupt).
• Taxpayers would no longer have to bailout banks in the event of a crisis.

• The advantages from money creation would go to the public, rather than to the banks.
• The changes to the banking system will not change the way that banks’ customers will interact with banks or the services they offer .

-Sovereign Money in your bank account will belong to YOU (money in your bank account currently belongs to your bank).
 -Sovereign money means LESS regulation for Banks (as YOUR money would already be safe).
-Sovereign money aids fair competition between banks (of all sizes) and other businesses.
-Sovereign money will help REAL businesses in the REAL economy, and help prevent speculative bubbles in the financial markets.
- Sovereign money could reduce taxes.

 

Pero también  los contrarios a la reforma han planteado algunas dudas y problemas que causaría el nuevo sistema. Así por ejemplo:
-Esta  reforma podría generar una crisis mayor que todas las crisis crediticias que hemos sufrido.
-El balance del banco central crecería extraordinariamente.
-No será posible controlar a la vez la  cantidad de dinero y los tipos de interés
-Habría mucho menos crédito y por tanto se perjudicaría la inversión y el crecimiento.

Martin Sandbu, en su segundo artículo en Financial Times sobre el referéndum, ha recogido estas dudas sobre la reforma y  suministra algunas respuestas a las mismas. Merece la pena leerlo. Y en el artículo publicado ayer, Sandbu utiliza la caida del servicio de VISA como un argumento adicional para que  sean los bancos centrales los que creen el dinero en vez del sistema actual en el que el dinero es creado por los bancos comerciales. El debate está en marcha.






01/06/2018


El próximo día 10 de junio se va a celebrar un referéndum en Suiza que plantea  cambiar el sistema actual de creación de dinero por bancos privados por un sistema de dinero seguro creado por el Banco Central. Es interesante seguir el debate que ha provocado el referéndum porque todos han intentando exponer de forma sencilla los argumentos a favor y en contra de esta reforma. Basta con teclear en Google “Vollgeld Initiative” para obtener mucha información sobre este referendum.
Ayer mismo Martin Sandbu dedicó su habitual columna del Financial Times al mismo.
En español se puede leer éste  artículo de Carlos Arenillas en la revista Consejeros.


 





Nada más producirse el colapso de Lehman Brothers surgió una demanda que se extendió por  todo el mundo: “esto no puede volver a suceder”. La mayoría pensaba que una de las causas fundamentales de la crisis había sido una confianza excesiva en la autorregulación de los mercados. Antes de la crisis se  había confiado en que los bancos adoptarían las decisiones adecuadas para evitar sus crisis. Y no fue así. Por ello,  después se decidió aumentar notablemente la regulación de la banca y reforzar su supervisión. Esto dio lugar al consenso conocido como Basilea III cuyos acuerdos se  incorporaron en las legislaciones nacionales como, por ejemplo,  las directivas europeas de capital o la ley Dodd Frank en Estados Unidos.

Paralelamente, una serie de estudiosos minoritarios  consideraron que los problemas de estabilidad no desparecerían si se mantenía el sistema actual en el que el dinero es creado y mantenido por los bancos privados. Si no se cambiaba el sistema, ese dinero seguiría siendo frágil y proclive a las crisis y propusieron que, como se hizo en el siglo XIX con los billetes de bancos privados, el dinero digital pasara a ser depositado en el banco central. Este dinero es obviamente un dinero absolutamente seguro frente al dinero actual que sigue siendo frágil, por mucho que Basilea III haya intentado obligar a los bancos a tomar menos riesgos. 
 

Este blog irá informando sobre los documentos que sobre este asunto se están elaborando actualmente por distintos estudiosos e instituciones. Hasta hace poco este asunto ha atraído un interés muy minoritario pero en los últimos meses ha empezado a generar un volumen importante de escritos. Por  ejemplo, en este mes de mayo el Banco Central de Noruega ha publicado un informe titulado “Central Bank Digital Currencies” y el Banco de Inglaterra ha publicado sobre este asunto dos trabajos de investigación muy interesantes.

Más adelante comentaremos en el blog este tipo de  documentos mas extensos. Pero hoy, para empezar a saber de qué va el “dinero seguro”, lo más rápido y ligero es echar un vistazo a algún artículo de prensa. En inglés se puede leer el artículo que ha publicado esta semana el The Economist titulado “Central Banks should consider offering accounts to everyone  ” o en español “Un dinero revolucionario  ” publicado en El País en abril pasado.





1 ... « 3 4 5 6
Miguel A. Fernández Ordóñez
Miguel Ángel Fernández Ordóñez
Eduardo Martínez de la Fe
Miguel A. Fernández Ordóñez es Licenciado en Derecho y Economista del Estado. Ha sido Secretario de Estado de Economía, de Comercio y de Hacienda y Presupuestos, Presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia y de la Comisión Eléctrica (CSEN). Entre 2006 y 2012, período en el que se produjo la mayor crisis económica y financiera desde la Gran Depresión, fue Gobernador del Banco de España y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (ECB). Desde entonces imparte Seminarios sobre Política Monetaria y Regulación Financiera en la IEUniversity.


Objetivo del Blog

La Gran Crisis ha acarreado un aumento extraordinario de la regulación bancaria pero no ha modificado el sistema de creación de dinero. Algunos estudiosos, muy minoritarios, han propuesto pasar del sistema actual de creación de dinero frágil por parte de los bancos comerciales a un sistema de dinero seguro emitido por los bancos centrales, lo que, además, permitiría la liberalización de la actividad bancaria. El objetivo de este Blog es proporcionar información sobre estas reformas monetarias y financieras.

En el enlace superior se accede al apartado en la web de Fide donde recogemos los artículos y referencias que el Autor utiliza en este blog.


Contactar