Menu
BLOG DE LA FUNDACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL DERECHO Y LA EMPRESA




(comentario de Carlos Viñuela)


Morgan Ricks , en su artículo "Digital Dollars"  anunciado en este blog hace una importante contribución al debate sobre las CBDC al separarlo de las discusiones sobre el Bitcoin y de las recientes propuestas de CBDC realizadas desde ámbitos institucionales, como la E-Krona del Banco Central de Suecia. El autor propone una interesante transición dividida en tres fases hacia un sistema de dinero seguro, al que se refiere como FedAccounts, con un determinado diseño de CBDC que reemplazaría a todos los depósitos bancarios.

Las características de una emisión de CBDC que tiene como objetivo reformar el sistema monetario-financiero son fundamentales para garantizar una transición ordenada y eficaz. A continuación se analizan las principales características de la emisión de esta CBDC:
  1. Emisión pasiva: El autor propone una emisión pasiva donde los usuarios del dinero, los ciudadanos y empresas, son los que tienen que cambiar sus depósitos bancarios por CBDC en función de sus preferencias. Esta emisión pasiva implica un doble riesgo para la reforma: (i) si la CBDC no es demandada por los usuarios, la reforma fracasaría; y (ii) si la CBDC es muy demandada, se materializarían en el sistema bancario riesgos como el de desintermediación bancaria o quiebras bancarias por déficits de liquidez.
  2. Deuda pública como contrapartida: El autor analiza acertadamente como la captación de depósitos (FedAccounts) por el banco central no implica una concesión de crédito a la economía real. Sin embargo, en la última fase de la reforma, en la que todo el dinero sería CBDC y no existirían depósitos bancarios, propone que la emisión de nuevo dinero se lleve a cabo a través de la adquisición de deuda pública aumentando el balance del banco central. Esto no sería necesario, ya que en un sistema de dinero seguro el banco central podría registrar toda la masa monetaria fuera de balance en una especie de registro centralizado de la propiedad de CBDC (tal y como funcionan hoy día Ios depositarios de valores).
  3. El autor propone un sistema de pagos público donde el banco central participe en varias fases del ciclo de pagos. Esto resultaría perjudicial para la libre competencia en los servicios de pago. En línea con el punto anterior, en un sistema de dinero seguro (CBDC) la única función del banco central consistiría en la llevanza del registro de la propiedad de CBDC, en la supervisión de las empresas de servicios de pago que acceden al registro y en la decisión del crecimiento de la masa monetaria.
  4. Por último, el autor propone una CBDC con un tipo de interés que mejore la eficacia de la política monetaria. Respecto a la política monetaria, y en línea con el punto anterior, ya no habría necesidad de manipular los tipos de interés siendo la principal herramienta la decisión sobre el crecimiento de la masa monetaria para conseguir los objetivos de política monetaria.





No cesa el aluvión de análisis y estudios sobre el CBDC.


¿Es otra epidemia? 

El Banco Central de Canadá acaba de publicar hoy tres notas de su departamento de investigación sobre el CBDC: " Tecnology approach for a CBDC", "CBDC and Monetary Sovereignty ", y "CBDC and Monetary Policy ".Títulos muy interesantes.

¡Habrá que leerlas!

(gracias a Carlos Viñuela)





Basta con dejar usar a todos el dinero público y seguro que ahora solamente pueden usar los bancos.


Una forma sencilla de introducir el dinero seguro (CBDC)
Morgan Ricks, en " Digital Dollars"   muestra como algunos complican en exceso el debate sobre la reforma del dinero al convertir el CBDC en algo esotérico, solo comprensible por quienes sepan que son las criptomonedas, cómo funciona el Blokchain u  otras formas de DLT.

Pero no es necesario saber nada de esas tecnologías . Sin duda esos conocimientos pueden ser útiles para construir nuevos sistemas de pagos, pero la reforma del dinero es algo más simple y consiste en algo tan sencillo como dar a todos los ciudadanos la posibilidad de acceder a los depósitos en los bancos centrales (dinero público y seguro).

No hay que inventar nada.  El dinero seguro ya existe. Es un CBDC que no necesita blokchains, ni DLTs, ni convertirse en criptomonedas. Ya es digital, está en los computadores de los Bancos centrales. Y no hay que inventarlo, ya está siendo usado por los bancos privados. La reforma consiste simplemente en que todos puedan usarlo.

De esta forma se conseguiría pasar a un sistema de Dinero seguro en el que ya no tendríamos que sufrir las recurrentes crisis bancarias. Además, el sistema sería más inclusivo, con mayor estabilidad macroeconómica y financiera, una mejor transmisión de la política monetaria, una reducción de los costes de transferencias, menos regulación y menos entes reguladores, y un aumento de los ingresos fiscales.

Toda tarea humana puede complicarse. Y seguramente deberá complicarse el diseño del CBDC. Pero la presentación de Morgan Ricks es muy atractiva porque permite entender el CBDC mejor que otras propuestas que se centran en las transformaciones tecnológicas de los sistemas de pagos.  Todo se entiende mejor cuando se va de lo fácil a lo difícil.

(Morgan Ricks es bien conocido en este blog porque comentamos la propuesta de reforma que hizo en 2018 en la web "The great democracy initiative). El documento comentado hoy, que he conseguido gracias a David Tercero, es una revisión publicada hace unos días del documento académico de 2018) 






26/02/2020


( post de Carlos Viñuela )


El Bank of Canada anunció ayer (link)  que no piensa emitir CBDC  en el corto plazo  pero va a preparase para el caso que fuera necesario. Considera que podría ser beneficioso emitir CBDC para mitigar los riesgos de (i) la desaparición del efectivo y (ii) la sustitución de su divisa, ante un posible auge de las global stablecoins (p. ej. Libra de Facebook).
 
El diseño de esta CBDC tiene tres características: (1) su emisión está condicionada a la materialización de, al menos, uno de los dos riesgos antes mencionados; (2) se emitiría de la misma forma que el efectivo, a demanda de los usuarios y en sustitución de depósitos bancarios; y (3) para mitigar los efectos adversos que supondría la competencia entre depósitos bancarios y CBDC (desintermediación bancaria y pánicos minoristas)  propone una CBDC  con un tipo de interés del 0%;.
 
 





(post de Carmen Pérez López, Universidad de Sevilla)


Interesante artículo (Getting real about central bank digital currency (CBDC))de Aleksi Grym, jefe de Digitalización del Banco de Finlandia.

Según Grym la pregunta clave respecto al CBDC es: ¿cómo damos al público en general acceso a un instrumento financiero que sea tan seguro y líquido como el efectivo y que proporcione un grado similar de privacidad, finalidad e instantaneidad?

Ya hay numerosos emisores de dinero electrónico no bancarios en el mercado (PayPal, AliPay ,Revolut ,Transferwise o M-Pesason) que proporcionan al público  formas fáciles y rápidas de hacer pagos, pero lo único que un banco central puede hacer mejor que cualquier proveedor comercial es proporcionar seguridad.

Hay dos formas en que esto se puede lograr: o el mismo banco central emite dinero electrónico o simplemente protege los fondos que recaudan de sus clientes los emisores de dinero electrónico.  Y esta última opción es mucho más fácil de llevar a la práctica.

El banco central, al emitir CBDC,  además de ser un banco para bancos, se convertiría en una especie de emisor de dinero electrónico para emisores de dinero electrónico privados.





1 2
Miguel A. Fernández Ordóñez
Miguel Ángel Fernández Ordóñez
Eduardo Martínez de la Fe
Miguel A. Fernández Ordóñez es Licenciado en Derecho y Economista del Estado. Ha sido Secretario de Estado de Economía, de Comercio y de Hacienda y Presupuestos, Presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia y de la Comisión Eléctrica (CSEN). Entre 2006 y 2012, período en el que se produjo la mayor crisis económica y financiera desde la Gran Depresión, fue Gobernador del Banco de España y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (ECB). Desde entonces imparte Seminarios sobre Política Monetaria y Regulación Financiera en la IEUniversity.


Objetivo del Blog

La Gran Crisis ha acarreado un aumento extraordinario de la regulación bancaria pero no ha modificado el sistema de creación de dinero. Algunos estudiosos, muy minoritarios, han propuesto pasar del sistema actual de creación de dinero frágil por parte de los bancos comerciales a un sistema de dinero seguro emitido por los bancos centrales, lo que, además, permitiría la liberalización de la actividad bancaria. El objetivo de este Blog es proporcionar información sobre estas reformas monetarias y financieras.

En el enlace superior se accede al apartado en la web de Fide donde recogemos los artículos y referencias que el Autor utiliza en este blog.


Contactar