Menu
BLOG DE LA FUNDACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL DERECHO Y LA EMPRESA




Sobre los problemas de la banca actual.


Ayer el  Financial Times publicó una breve carta del Profesor Hüber y otros firmantes que merecería ser escuchada.
 





El dinero digital público mejorará sustancialmente a los más desfavorecidos.


Hace unas semanas Dante Disparte, Vicepresidente de la Asociación de LIBRA, publicó  un artículo ( Could Digital Currencies Make Being Poor Less Costly ?) en la Harvard Bussiness Review sobre los beneficios de las CBDC para los más desfavorecidos. Muy interesante.

La llamada inclusión no es la principal de las razones por la que la mayoría de los bancos centrales están preparando la introducción de las CBDC. Pero anima pensar que, además de favorecer el crecimiento económico y la estabilidad de las economías, los más pobres podrían ganar mucho con estas reformas.

Por si acaso el acceso de los más pobres no se produce tan automáticamente como supone Disparte, Sabrina Rochemont del Institute and Faculty of Actuaries británico recomendó en este artículo  que la inclusión financiera debería ser un objetivo esencial del diseño  de las CBDC.

 





No hay que apresurarse


El editorial del FT de hoy tiene recomendaciones muy sabias: “Es bueno  no apresurarse”, “ es vital hacerlo bien”, etc. Pero...
 
Pero en el editorial se han “colado” algunas ideas sin fundamento, típicas de la argumentación de quienes quieren meter miedo con la introducción del dinero digital público.

Y no me refiero a cuando dice que las CBDC  pueden afectar seriamente a los bancos, porque esto es verdad y por ello todas las propuestas de introducción de CBDC están buscando medidas que  suavicen la transición de los bancos a un sistema en que sus actividades tendrán  que estar sometidas a la competencia.
 
Sin embargo, es  increíble que a estas alturas se utilice la ambigua expresión “banking on” que significa en inglés “bancos” pero también “apuesta”, confianza” al decir  “but banking on — and with — the state carries risks.” ,  o  la menos ambigua de “ If people can bank directly with the state....al referirse a los peligros de que el Estado pase a prestar servicios bancarios.

Este argumento, que se utilizó al principio del debate, ha quedado obsoleto.
Ya no hay ningún proyecto de CBDC  que proponga que los bancos centrales entren  en el negocio de préstamos e incluso,  en lo que se refiere a los servicios de pagos, la mayoría de los proyectos dejan plenamente su prestación  a la iniciativa privada. Por tanto el miedo al Estado está ya  fuera de lugar.
 
Lo mismo puede decirse sobre los peligros del tratamiento de la privacidad de los datos, asunto muy relevante ya que la introducción del dinero público podría mejorar la situación actual pero que, en el peor de los casos, con las CBDC quedaría igual que ahora, con la diferencia de que ahora el acceso a los datos lo tienen entidades privadas y en el caso del dinero público sería más fácil establecer protocolos de privacidad.

Finalmente, sobre el argumento de que los bancos centrales pasarían a ser los responsables de que las CBDC se utilizaran para actividades “viles”  (   that would surely lead to central banks presiding over the sort of nefarious financial activity  ) mejor no comentarlo.
 
Seguramente Martin Wolf está de vacaciones!
 





Miguel A. Fernández Ordóñez
Miguel Ángel Fernández Ordóñez
Eduardo Martínez de la Fe
Miguel A. Fernández Ordóñez es Licenciado en Derecho y Economista del Estado. Ha sido Secretario de Estado de Economía, de Comercio y de Hacienda y Presupuestos, Presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia y de la Comisión Eléctrica (CSEN). Entre 2006 y 2012, período en el que se produjo la mayor crisis económica y financiera desde la Gran Depresión, fue Gobernador del Banco de España y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (ECB). Desde entonces imparte Seminarios sobre Política Monetaria y Regulación Financiera en la IEUniversity.


Objetivo del Blog

La Gran Crisis ha acarreado un aumento extraordinario de la regulación bancaria pero no ha modificado el sistema de creación de dinero. Algunos estudiosos, muy minoritarios, han propuesto pasar del sistema actual de creación de dinero frágil por parte de los bancos comerciales a un sistema de dinero seguro emitido por los bancos centrales, lo que, además, permitiría la liberalización de la actividad bancaria. El objetivo de este Blog es proporcionar información sobre estas reformas monetarias y financieras.

En el enlace superior se accede al apartado en la web de Fide donde recogemos los artículos y referencias que el Autor utiliza en este blog.


Contactar