Menu
BLOG DE LA FUNDACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL DERECHO Y LA EMPRESA




La pirámide de Maslow 3.0


Marcos Camacho

14/02/2017

La era digital constituye una auténtica revolución en todos los aspectos. Cuando vais a otro país: ¿buscáis el mejor café?, ¿el mejor servicio del camarero?, ¿o el criterio fundamental es que tenga WiFi? Y es que en esta era digital no sirve de nada tener el mejor café si no te adaptas a las necesidades reales de tus clientes.


Marcos Camacho es CEO de Battever
Marcos Camacho es CEO de Battever
A estas alturas no creo que nadie tenga duda de que las necesidades de las personas han sufrido un cambio vertiginoso en los últimos tiempos.

La nueva pirámide de Maslow ejemplifica esas nuevas necesidades que han surgido con la revolución tecnológica: teléfonos inteligentes que nos permiten estar conectados 24/7 desde cualquier parte del mundo, inteligencia artificial, redes sociales. La sociedad del siglo XXI, la sociedad digital, en la que tenemos acceso desde cualquier sitio a un mundo lleno de información y comunicación multicanal, hace que surjan proyectos que antes serían impensables como Blablacar o Airbnb.

El 75% de los españoles sufre “nomofobia” o miedo a estar sin teléfono móvil, ¿creéis que los negocios se han adaptado a la necesidad del ciudadano del siglo XXI?, ¿por qué no todos los establecimientos disponen de WiFi o cargadores para teléfono móviles si es algo que la gente necesita? Todavía queda mucho por recorrer aunque ya se ven cambios significativos.

Hace muy poco tiempo era muy raro que un cliente en una cafetería pidiese la clave del WiFi para utilizar la red mientras se tomaba un café o un refresco. Hoy es algo totalmente normalizado y la mayoría de establecimientos ya lo ofrecen.

Los negocios tienen que adaptarse a la nueva sociedad digital, a la demanda de los usuarios, y no ser reticentes a entrar en esta era digital que en muy poco tiempo se ha implantado. Esto es algo que no ha pasado nunca históricamente. Nunca antes un cambio en la sociedad se había producido tan rápido. Depende de todos nosotros el ser rápidos en estos cambios y adoptar una actitud proactiva.

Gente reactiva vs Gente proactiva 

Misma situación para todos, diferentes actitudes. Podemos optar por la opción reactiva y no hacer nada, por ejemplo el caso de un taxista que solo se queja de Uber, o podemos ser los primeros en adaptarnos a los cambios y aprovecharnos de las miles de OPORTUNIDADES que se generan a raíz de estos cambios. ¿Conocéis algún gigante del mundo empresarial que haya caído por no adaptarse las nuevas tecnologías? Hay varios ejemplos y habrá muchos más porque los cambios cada vez son más rápidos. Estamos ante una verdadera revolución tecnológica que diferencia claramente las empresas industriales de las digitales. Esto es un cambio en la mentalidad de los empresarios y de la sociedad que a veces no es fácil de asimilar. Muchos utilizan argumentos del tipo: “¡Se van a eliminar muchos puestos de trabajo!", al igual que decían en la Segunda Revolución Industrial debido a las cadenas de montaje. Por supuesto que se van a eliminar muchos puestos de trabajo al mismo tiempo que otros trabajos que ni imaginamos nacerán.

Nuestros hijos (y nosotros mismos!) aspirarán a trabajos que no nos imaginamos ni que puedan existir a día de hoy. Hace 30 años, nadie pensaba que podría trabajar de Community Manager por ejemplo. Mi hermano Miguel se dedica al Big Data y mi hermano José al NLP (Natural Language Processing), ¿os imagináis cuando tratan de explicarle a mi abuela lo que hacen? ¿Nos pasará lo mismo cuando nuestros nietos nos hablen de sus trabajos? Apuesto a que sí. Vemos como en la sociedad industrial nos movíamos más en términos de garantía, y en las empresas del siglo XXI la confianza es mucho más importante. ¿Por qué te montas con una persona u otra en BlablaCar? ¿Por qué eliges un piso u otro en Airbnb? El precio y garantía influyen por supuesto pero los eliges por CONFIANZA, ¿cómo se genera esa confianza? Influyen muchos aspectos pero sin duda la reputación digital tiene un papel fundamental.

La era digital ha revolucionado casi todos los sectores como la música, los viajes, la movilidad, etc. Y gracias a la comunicación que hay en la sociedad, han surgido muchos métodos de colaboración entre ciudadanos lo cual da pie a nuevos negocios que serían imposibles sin la conectividad actual. En las empresas del siglo XXI la confianza es mucho más importante. ¿Por qué te montas con una persona u otra en BlablaCar? ¿Por qué eliges un piso u otro en Airbnb? El precio y garantía influyen por supuesto pero los eliges por CONFIANZA, ¿cómo se genera esa confianza? Influyen muchos aspectos pero sin duda la reputación digital tiene un papel fundamental.

La tecnología en la sociedad digital está a disposición de mejorar la vida del ciudadano, de hacerle las cosas más fáciles y la reticencia inicial que pueda tener gente con un pensamiento aún de sociedad industrial va a ver cómo tiene que cambiar su punto de vista, ya que estamos ante una sociedad digital con un presente-futuro para hacer cosas que aún ni imaginamos. Hay que elegir si ser agente del cambio o verlo venir porque, aunque haya todavía gente que se quiera oponer, es IMPARABLE

 



Nuevo comentario:


Blog colectivo editado por Rafael Martínez-Cortiña
Eduardo Martínez de la Fe
Eduardo Martínez de la Fe
Rafael Martínez-Cortiña es CEO de Thinkeers, un Think Tank de reflexión distribuida y conectada que ayuda a comprender la Sociedad Digital y que facilita la transformación digital de empresas tradicionales hacia ecosistemas de negocio basados en comunidades conectadas peer-to-peer. Participa en esquemas digitales globales de integración de conocimiento. Pionero de la economía colaborativa en España.