Menu

Demografía y relaciones laborales: la compatibilidad entre trabajo y pensión. Primera Parte.


Martes, 27 de Marzo 2018



Las 5 tendencias demográficas del mercado laboral en España.
 
El mercado laboral en España ha sufrido en los últimos 25 años fuertes trasformaciones demográficas vinculadas con las siguientes tendencias: (i) nuestra población en edad de trabajar ha crecido de manera mucho más intensa que los países de nuestro entorno -el balance de crecimiento en el periodo 1970-2015 muestra un incremento de población del 47% más del doble que otros países como Francia (21%); Reino Unido (20%); Italia (14%); o Alemania (9,5%)-; (ii) las mujeres se han incorporado de manera masiva al trabajo fuera del hogar alcanzando en 2017 unas cifras de 10,5 millones de mujeres activas y de 8,5 millones de mujeres ocupadas aunque se mantenga una brecha laboral que tambien es salarial entre mujeres y hombres (18% según algunas fuentes); tiene impacto en prestaciones sociales; exista una parcialidad dominante femenina (75%) y se mantengan déficits en carreras profesionales provocados por la maternidad y la falta de corresponsabilidad; (iii) los inmigrantes mantienen un peso significativo que en 2017 alcanza la cifra de 4,7 millones de inmigrantes (10% de la población en España) con un número de 2,7 millones de inmigrantes como activos laborales y de 1,9 millones de inmigrantes ocupados (iv) el índice de natalidad ha descendido de manera intensa con pérdidas en la tasa bruta de natalidad (18,7% en 1976 y 8,8 en 2016) y en el indicador de fecundidad (2,8 hijos en 1976 y 1,3 en 2016) muy alejado del umbral necesario de 2,1 para mantener la población en tasas de reposición y (v) la esperanza de vida aumenta crece alcanzando en 2018 la edad media de 85,9 años en las mujeres y de 80,4 años en los hombres lo que aumenta el plazo de tiempo de la expectativa de cobro de la pensión tras la jubilación cuando se alcance los 67 años en 2027 (ya casi 20 años adicionales).

El envejecimiento de la población española. ¿una bomba de relojería?
 
En ese contexto, el envejecimiento de la población española es un paradigma que hay que gestionar adecuadamente desde varios parámetros. Desde un enfoque social, la jubilación o prejubilación puede suponer una forma de eliminación "social" o  muerte vital cuando se pierde la actividad laboral provocada por la segregación social del jubilado y siguen faltando en nuestro país mecanismos y sistemas de ocio activo que hagan más humana la jubilación. Desde un enfoque de calidad de vida, las pensiones de jubilación tienen que ser dignas y suficientes pero también sostenibles y pese al limitado incremento del 0,25% en 2018 derivado de la aplicación del "indice de revalorización" y la futura reducción a partir de 2019 por la aplicación del "factor de sostenibilidad" sigue existiendo en España una tasa de sustitución de salarios y pensiones muy elevada del 82% que tendera a reducirse (en Alemania es solo del 37% y en Reino Unido del 30%). Desde un enfoque presupuestario, el desequilibrio entre cotizantes y beneficiarios de prestaciones ha conducido al agotamiento del Fondo de reserva y a un déficit anual record de 19.000 millones de euros en 2017. Y esa situación se va a agravar con el seísmo demográfico, según escribía Paul Wallace, que aplicado en España muestra que un trabajador jubilado sobrevive un promedio de 20 años más y, además, la población de mayores de 67 años avanza inexorablemente de modo que en 2030 alcanzará el 25% de la población total en España por lo que el gasto en pensiones crecerá en proporción al PIB. La población española envejece y su esperanza de vida aumenta y la población activa y los nacimientos disminuyen con la presión interna que ello conlleva para el gasto público en pensiones y en sanidad. La combinación de estos dos fenómenos produce un cambio sísmico en la pirámide de edad (ahora ya casí un arbol de Navidad) y destruye el equilibrio intergeneracional sobre el cual está basado el sistema de reparto al dispararse las tasas de dependencia y también limita el potencial de crecimiento económico del país. No es sostenible, por tanto, mantener la misma edad de jubilación ordinaria que cuando la esperanza de vida era menor y conservar un periodo de jubilación tan largo.
 
Hay varias reformas posibles que están en la mesa de dialogo social de las pensiones dentro del Pacto de Toledo (ya han existido reformas en 1985, 1997, 2011 y 2013) pero una de las más disruptivas es abrir hacia el futuro, de manera plena e incondicionada, la compatibilidad entre trabajo y pensión.

La compatibilidad entre el trabajo autónomo y la pensión: ¿necesidad de bajos ingresos?
 
El trabajo autónomo de acuerdo con Real Decreto Ley 27/2011, de 1 de agosto es compatible con la pensión, siempre que los ingresos anuales totales por dicho trabajo no superen el salario mínimo interprofesional, en cómputo anual (catorce pagas). Los ingresos a tener en cuenta son los ingresos brutos (rendimientos de trabajo, actividades económicas y ganancias patrimoniales…) Quienes realicen estas actividades económicas no estarán obligados a cotizar por las prestaciones de la Seguridad Social (art. 213.4 LGSS). Esta modalidad carece de desarrollo reglamentario. En esta modalidad de compatibilidad de la pensión con un trabajo autónomo de ingresos escasos no hay que cotizar a la Seguridad Social pero si que tiene el autónomo que cumplir con sus obligaciones tributarias.
 




Nuevo comentario:


CARLOS DE LA TORRE GARCÍA
Ardiel Martinez
Ardiel Martinez
Abogado Of Counsel del Departamento Laboral de Baker&Mckenzie. Especialista en asesoramiento laboral y de Seguridad Social de clientes nacionales e internacionales. Comenzó su carrera profesional como Inspector de Trabajo (ahora en excedencia) y ha sido Director de RRHH del Instituto de Crédito Oficial y Consejero de Fomento de la Embajada de España en Londres y desempeñado cargos internacionales como Representante Permanente de España en la OMI y en el FIDAC y Consejero de CECA. Ha sido profesor asociado de Derecho del Trabajo de la Universidad Carlos III de Madrid y cursado programas de postgrado en el Instituto de Empresa y en IESE. Asesora a empresas multinacionales en España y coordina el asesoramiento laboral en otros países o jurisdicciones en contratos de trabajo, negociación colectiva de convenios y/o acuerdos de empresa, periodos de consulta en reestructuraciones de empresas. Es mediador en conflictos laborales. En la actualidad es codirector de los Foros de FIDE "Actualidad Laboral" y "La RSE y el Derecho". Es Vicepresidente de la Asociación de Directivos de Relaciones Laborales (ADIRELAB) y miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Internacional de Abogados Laboralistas (AIAL). Es coautor de los siguientes libros: "Mercado laboral sostenible 2020: estrategias públicas y empresariales" (2012, Ed Wolters Kluwer) ,"Innovación y Responsabilidad social: tándem de la competitividad" (2013, Ed. Wolters Kluwer) y "Reestructuraciones de empresas y planes sociales de acompañamiento (2010, Ed. Cinca).



Noticias Fide